El Gobierno admite por primera vez que la recuperación también llega al ladrillo
En la imagen, varias viviendas en construcción. EFEArchivo
En la imagen, varias viviendas en construcción. EFE/Archivo EFE

Cuatro claves para entender cómo es el mercado inmobiliario ahora

Las consultoras coinciden en que el problema ahora es de oferta y no de demanda

Unos 200 fondos extranjeros tienen su vista puesta en España

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, inauguró ayer una jornada organizada por la Asociación de Consultoras Inmobiliarias (ACI) precisamente para abordar por primera vez en muchos meses cuál es la situación actual del mercado y qué se puede hacer para afrontar con éxito el corto y medio plazo. El ministro se mostró conciliador con un sector del que reconoció que se ha vertido una mala imagen que no se corresponde con la realidad. Es decir, que ayer tocaba estar hasta cariñoso con un mercado que se queja desde hace años de que el Gobierno no quiere apoyar a la construcción para salir de la crisis.

En esta línea, Montoro sentenció que él nunca utilizó la expresión “burbuja inmobiliaria”, porque lo que realmente se produjo fue “una burbuja financiera” por haber llevado el endeudamiento al extremo, algo que ahora se está corrigiendo.

Además, aseguró que si todos los sectores económicos son importantes para salir de la crisis, este es vital porque “cuanto mejor le vaya al sector inmobiliario, antes saldremos de esta crisis”. Y pese a que importantes agentes del mercado lamentan desde hace semanas que el Ejecutivo parece más volcado a ayudar a otras industrias como la de la automoción, Montoro avanzó que el sector inmobiliario “tendrá el apoyo del Gobierno en las políticas que crean que pueden estimular la actividad”.

Sobre la pregunta más formulada desde hace meses respecto a si el precio de los activos ha tocado ya suelo, el ministro recordó que depende del mercado al que se refiera. “Se ha llegado a un ajuste de precios en algunos mercados, incluso en algunos de los grandes y en otros se está llegando rápidamente”, matizó.

En cuanto a las medidas que ya se han adoptado para promover la atracción de inversores, el ministro recordó la nueva regulación de las sociedades anónimas de inversión en el mercado inmobiliario (Socimi), sobre las que anunció que ya existen 13 entidades que han solicitado acogerse a este régimen jurídico-fiscal.

Y es que desde enero de este año se han flexibilizado los requisitos exigidos para la constitución de una Socimi. Se ha reducido de 15 a 5 millones el importe de capital social mínimo, se ha rebajado del 90% al 80% el porcentaje de distribución obligatoria de beneficio y se ha fijado la posibilidad de que coticen en el mercado alternativo bursátil (MAB). Además, se ha adoptado un esquema de neutralidad fiscal, eliminando la tributación de la Socimi para trasladarla al socio a través de los dividendos percibidos por la sociedad.

El ministro subrayó que las medidas en el ámbito del arrendamiento inmobiliario solo son una mínima parte del esfuerzo que está realizando el Gobierno en materia inmobiliaria. De hecho, se encuentran otras medidas como el tipo reducido del IVA para las obras de renovación o reparación de viviendas y el tratamiento fiscal neutral de las ventas inmobiliarias de las entidades financieras a la SAREB, con el objeto de incentivar la participación de inversores.

En definitiva, el ministro quiso mostrar su apoyo a una actividad que ahora que parece haber dejado atrás lo peor del ajuste, necesita también analizar en profundidad qué está pasando y qué hacer para atraer al capital extranjero.

Los expertos asistentes a la jornada creen que hay cuatro aspectos clave:

1. El valor de los activos toca fondo y ve cerca la estabilización

Las cuatro grandes consultoras inmobiliarias (Aguirre Newman, CBRE, Jones Lang Lasalle y Knight Frank) consideraron ayer que los precios de los activos están muy próximos a tocar fondo, por lo que se encuentran más cerca de retornar a la estabilización y nuevas alzas. De ahí que su consejo a los inversores sea el de adelantar las compras para anticiparse a esa subida. Es más, creen que en tres o cinco años el inversor que entre ahora, ganará dinero.

2. Gran apetito inversor de unos 200 fondos extranjeros

En las jornadas organizadas ayer por la Asociación de Consultoras Inmobiliarias (ACI), el director general de Magic Real Estate, Ismael Clemente, indicó que el sector atraviesa un momento único, debido al interés que vuelve a suscitar España entre más de 200 fondos extranjeros, atraídos por el riesgo/retorno de las operaciones. “Este momento debe emplearse para generar confianza en que la recuperación es sostenible a largo plazo”, dijo.

3. El problema es de oferta y no de demanda

El consejero delegado de Colonial, Pere Viñolas, aseguró que la recuperación se apoya en el dinero internacional, aunque España aún tiene desequilibrios en la banca. Coincidió con el director gerente de Long Star Europe, Juan Pepa, en que el problema es de oferta, porque no existen tantos productos prime (de máxima calidad) como demandan los inversores. Por eso, el director de Venta a Inversores del Sabadell, Alfredo Laffitte, dijo que es hora de volver a promover.

4. Mejor regulación para los concursos y los desahucios

La lentitud y complejidad burocrática que suele acompañar a los procesos concursales en España, así como a los desahucios y desalojos por impago de las rentas son dos de los inconvenientes que suelen señalar los inversores extranjeros dispuestos a invertir en el mercado inmobiliario español. A este respecto, el director de Activos Inmobiliarios de Sareb, Juan Barba, relató como es sorprendente que en España exista hasta una página web donde "se enseña a ser ocupa, es decir, se enseña a cometer un delito". Eso es algo que los inversores extranjeros no logran entender. Los expertos reclamaron ayer más seguridad jurídica y la posibilidad de que el inversor hable directamente con el supervisor para evitar que la contabilidad impida la operación.

Normas
Entra en El País para participar