Invertirá 5.200 millones hasta 2015 y basa su crecimiento en el negocio del gas
Salvador Gabarró y Rafael Villaseca, presidente y consejero delegado de Gas Natural Fenosa, hoy en Madrid.
Salvador Gabarró y Rafael Villaseca, presidente y consejero delegado de Gas Natural Fenosa, hoy en Madrid.

Gas Natural diseña un plan estratégico para compensar los ajustes de la crisis

Presenta un plan estratégico hasta 2017 con dos fases.

Latinoamérica y el negocio del gas, los motores.

Coincidiendo con la presentación de sus resultados trimestrales, Gas Natural Fenosa ha dado hoy  ayer a conocer un nuevo plan estratégico hasta 2017, que, según declaró su consejero delegado, Rafael Villaseca, en una rueda de prensa tiene dos fases: la primera, hasta 2015, es “un compromiso”, y la segunda, de ese año a 2017, “aspiraciones”. Aunque hay aún incertidumbres regulatorias, “ ya no podíamos esperar más”, indicó el presidente, Salvador Gabarró.

 La primera etapa incluye un plan de eficiencia para ahorrar 300 millones; el crecimiento orgánico, aprovechando el margen para crecer en distribución de gas, trading internacional y Latinoamérica, que será uno de los motores. Dentro del plan de eficiencia no se descartan ajustes de plantilla, “siempre de manera no traumática”, según Villaseca. El objetivo estratégico es que que el ebitda y el beneficio neto se mantengan o crezcan ligeramente ( 5.200 millones y 1.500 millones, respectivamente), así como una mejora del ratio de endeudamiento hasta 2,5 veces. La compañía consolida el reparto de dividendo en efectivo, con un pay out del 62%, por lo que se mantendrá plano.

Gas Natural Fenosa da por concluidas las desinversiones y anuncia inversiones por 5.200 millones de euros hasta 2015, que se centrarán en los negocios de gas en Europa y Latinoamércia. La compañía dice tener una capacidad adcional de inversión de unos 7.000 millones a 2017.

Ya en la segunda etapa, y contando con que la recesión se haya diluido, se pretende un impulso en la comercialización de gas, de la mano del nuevo panorama que se dibuja con el shale en Estados Unidos;nuevos proyectos de generación (un parque eólico en México de 234 MW y la central hidráulica Torito, en Costa Rica). Gas Natural confía en la normalización paulatina de la planta de licuación de Damietta, parada por el conflicto en Egipto. El ebitda entre 2015 y 2017 crecería un 7%.

Villaseca dice confiar en que Soria cumpla su palabra y no haya déficit de tarifa este año

Por tanto, una estratégia centrada en el negocio gasístico aprovechando la menor gasificación de España, para compensar “los fortísimos ajustes sufridos en la electricidad”, según Villaseca. La compañía calcula que las medidas aplicadas por el Gobierno desde 2012 han tenido un impacto en su ebitda de 600 millones de euros. En conjunto, para empresas y consumidores, ha sido de 10.700 millones.

Aunque el proyecto de ley eléctrica en trámite parlamentario establece que las grandes eléctricas de Unesa deben financiar a 15 años el déficit de tarifa que se genere este año sin posibilidad de ser titulizada con el aval del Estado, Villaseca dice confiar en el compromiso del ministro de Industria, José Manuel Soria, de que este año, gracias a la reforma eléctrica, no se produciría déficit alguno.

Así, el consejero delegado de Gas Natural, obvió las declaraciones posteriores de Soria en las que aseguraba que este año el déficit podría llegar a los 3.000 millones y la cada vez más evidente decisión del Ministerio de Hacienda de no aportar al sistema eléctrico el crédito extrarodinario de 2.200 millones aprobado por las Cortes.

De la deuda eléctrica que financia la compañía, aún mantiene pendiente de cobro 494 millones de euros. En lo que va de año, ha recuperado unos 1.100 millones. En el nuevo plan estratégico, Gas Natural Fenosa prevé reducir su deuda de los 16.000 millones en 2012 a 13.000 millones en 2015.

Hasta septiembre, obtuvo un beneficio neto de 1.120 millones, un 0,4% más que en 2012; el ebitda alcanzó los 3.865 millones, un 1% más. El del negocio del gas aumentó un 24%, mientras que el del negocio eléctrico en España descendió un 10%.

 

Gabarró: “tenemos unas relaciones excelentes con Repsol”

El presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró, intentó ayer pintar un panorama optimista de la economía española. “Las empresas ya han hecho sus ajustes y las cuentas de resultados están cambiando de signo”, aseguró.

Sobre el proceso de venta de la participación del 30% que Repsol tiene en Gas Natural, Gabarró no quiso pronunciarse ni mostrar preferencias sobre el futuro socio o socios. Se limitó a decir que tienen “una excelente relación” con un accionista que “nos ha aportado mucho”. Que le gustaría que se mantuviese en el capital, pero que está en su derecho a analizar otras opciones mejores. En este sentido, indicó que colaboraría con la petrolera si así se lo pide.

Asimismo, añadió, que una vez que Repsol se ha desprendido de su negocio de GNL, ya no tiene sentido compartir la sociedad conjunta Stream, por lo que Gas Natural “la absorberá”.

Los máximos ejecutivos de la compañía tampoco quisieron pronunciarse sobre la paralización temporal del almacén de gas Castor debido a los seísmos registrados en las costas de Castellón, argumentando que no conocen el alcance del problema. Villaseca no lo consideró, en principio, imprescindible para el sistema. “Hemos vivido hasta ahora sin Castor, aunque una instalación como esta es siempre bienvenida”.

En cuanto a los movimientos independentistas de Cataluña, Gabarró puntualizó que “Gas Natural es una compañía apolítica, que siempre colaborará con los gobernantes elegidos democráticamente.

De la situación de Demetrio Carceller, el consejero dominical por Repsol que está imputado por varios delitos, Gabarró dijo que es “una persona magnífica” y un “gran consejero” que merece respeto.

Normas