El broker estadounidense estaba acusado de cinco delitos

SAC Capital pagará la mayor multa de la historia por usar información privilegiada

El fondo de alto riesgo SAC Capital, del inversor Steven Cohen, alcanzó un acuerdo con las autoridades de EEUU para cerrar una demanda penal por uso de información privilegiada por el que pagará 1.800 millones de dólares (1.330 millones de euros), la mayor multa de la historia por un caso de este tipo.

Así lo anunció hoy la oficina del fiscal federal del Distrito Sur de Nueva York, Preet Bharara, que hizo públicos los términos del acuerdo en el que el fondo de inversión admite su culpabilidad en todos los cargos que se le imputan y que todavía tiene que ser ratificado por el juez.

El Departamento de Justicia acusó en julio a SAC Capital de cinco delitos por uso de datos confidenciales de empresas cotizadas para realizar operaciones en bolsa en beneficio propio, que dio como resultado un fraude “cuantioso, generalizado y a una escala sin precedentes en la industria de los fondos de alto riesgo”.

“Ninguna institución debe confiarse en que es demasiado grande como para evitar penas de cárcel”, advirtió hoy el fiscal Bharara en una rueda de prensa, con unas palabras que han corrido como la pólvora entre las entidades financieras de Wall Street.

El aviso del fiscal federal continuó de forma muy dura, al insistir en que las autoridades “no deben abstenerse” de hacer responsables a las instituciones, “sean un fondo,un banco comercial o el fabricante de un producto popular”.

“El castigo institucional a veces es esencial para impartir justicia”, recalcó Bharara, quien recordó que el acuerdo anunciado hoy debe aún ser autorizado por los tribunales federales.

La demanda no acusó personalmente a Cohen, pero supuso un duro golpe para uno de los inversores más famosos de Wall Street, quien fundó SAC Capital hace dos décadas con dinero propio, una firma que lleva sus propias siglas y que en el momento álgido de la firma llegó a gestionar más de 14.000 millones de dólares.

La querella fue resultado de una larga investigación que se ha saldado ya con un total de ocho acusados por haber utilizado datos confidenciales de empresas cotizadas para realizar operaciones en bolsa con las que obtuvieron beneficios ilícitos o evitaron pérdidas a SAC Capital.

La sanción incluye los 615 millones de dólares que SAC Capital ya acordó pagar en marzo pasado a la Comisión del Mercado de Valores (SEC) por el uso de información privilegiada por sus empleados, la multa más cuantiosa por un fraude de este tipo en la historia de Wall Street.

SAC Capital emitió un comunicado en el que dijo que asume “la responsabilidad por el puñado de hombre que se declararon culpables” y aseguró que “una diminuta fracción de delincuentes no representa” a las 3.000 personas que han trabajado en la firma durante los últimos 21 años.

“SAC nunca ha alentado, promovido o tolerado el uso de información privilegiada”, añadió el comunicado

Normas