La opinión del experto

Campofrío: márgenes bajo presión

Campofrío Food Group es una empresa bien posicionada en el sector de elaborados cárnicos. Es líder en España, con una cuota de mercado en 2012 del 13,2%, muy por encima de competidores como El Pozo (8,8%), Argal (2,7%) o Casa Tarradellas (1,7%). La firma también opera a nivel internacional, en Europa y EE UU. Las exportaciones están evolucionando de forma positiva y en 2012 representaban ya el 64% del total de facturación.

Desde un punto de vista financiero, destaca la ausencia de vencimientos significativos hasta el año 2016, cuando se realizará una emisión de bonos no convertibles por un montante de 500 millones de euros. Esta circunstancia influye positivamente en la estabilidad financiera del grupo a corto y medio plazo.

Axesor otorga a Campofrío un rating de BB con tendencia estable. La agencia de calificación advierte, no obstante, de que “los márgenes de la compañía continuarán estando bajo presión, puesto que se prevé que los precios de las materias primas se mantendrán elevados y continuará la restricción del consumo privado en España".

Precisamente, uno de los principales riesgos detectados por Axesor Rating es el de las oscilaciones en la cotización de los insumos cárnicos, “que influyen notablemente en los resultados". En este sentido, es significativo el progresivo encarecimiento del precio medio del canal de porcino en la UE, que entre 2010 y 2012 subió de precio más de un 20%. Por otra parte, la corporación ostenta la propiedad de distintos centros productivos, lo que le permite “controlar la calidad de las materias primas, así como evitar posibles problemas de abastecimiento por conflictos con proveedores".

Esta coyuntura se enmarca, además, en una situación de madurez del mercado en los países desarrollados. Un hecho que puede tener su repercusión en la marcha del plan estratégico anunciado el año pasado y que contempla unas inversiones de 300 millones de euros entre el periodo 2012-2014. La intención es que el plan se financie con caja, sin incurrir en nuevo endeudamiento. Esto es algo fundamental, dado que el nivel de apalancamiento actualmente ya es elevado (los recursos propios equivalen al 26% del total de fuentes de financiación).

Axesor Rating advierte que este objetivo podría verse afectado tanto como consecuencia de las presiones derivadas de la inflación en las commodities como por la caída del consumo doméstico.

A estas presiones se suma el peso de los gastos financieros, uno de los elementos determinantes a la hora de explicar el bajo nivel del ratio de resultados sobre ventas, que en el primer semestre de 2013 se situó en un 0,12%. Es de esperar que esta relación mejore en la segunda mitad del año, cuando, tanto por efectos estacionales como fiscales, los resultados se incrementan ostensiblemente.

Por otra parte, Campofrío cuenta con la ventaja adicional de que el valor en efectivo y similares es superior a su deuda con entidades de crédito a corto y largo plazo (que solo representan el 6% del total), situando a la sociedad en una cómoda posición neta excedentaria en términos de deuda financiera con dichas entidades.

 

Normas