La ultraactividad finalizaba el 30 de octubre
Un grupo de azafatas de Iberia transita por la terminal 4 de Barajas.
Un grupo de azafatas de Iberia transita por la terminal 4 de Barajas.

Iberia y los sindicatos ganan un año de paz con la prórroga de los convenios

Habrá detalles del Plan de Futuro el 15 de noviembre, en la reunión de IAG con analistas

A la espera de que Iberia obtenga un pacto sobre nuevas condiciones laborales para su plantilla, la compañía firmó ayer con los sindicatos de tierra un año de prórroga en la ultraactividad para el XIX Convenio Colectivo, que ahora va hasta el 31 de diciembre de 2014 o hasta el momento en que se pacte un convenio definitivo.

El que ahora ha sido aplazado fue denunciado el 30 de octubre de 2012, y según la normativa laboral, su ultraactividad caducaba el pasado miércoles. Desde CC OO se destacó ayer que este paso “garantiza la estabilidad en las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras de tierra de Iberia más allá de lo que marca la reforma laboral, no existiendo el peligro de que el convenio decaiga y fuese de aplicación cualquier convenio de orden superior”.

Alcanzado el acuerdo con CC OO, UGT, USO y Asetma (CTA y CGT no suscribieron la ampliación), los representantes de Iberia en estas negociaciones –José Luis Romero, Margarita Sequeiro y Amparo Clemente– se dirigieron a los representantes de la tripulación de cabina de pasajeros (TCP) para cerrar el mismo proceso. En este último caso fue Stavla, entre los grandes sindicatos, el que no se adhirió a la prórroga.

Por tanto llegaron a un acuerdo los firmantes de la mediación, del 13 de marzo de 2013, del catedrático de Derecho del Trabajo Gregorio Tudela. Un marco válido hasta finales de 2015, pero que no abarca tanto espacio como el propio convenio. La mediación cubrió la cuestión salarial y de productividad, pero no hacía alusión, por ejemplo, al régimen de trabajo y descanso, turnos, etcétera.

Ante el riesgo de decaimiento y nuevas refriegas laborales por la hipotética aplicación del Estatuto de los Trabajadores, dirección y plantilla han optado por la citada prórroga en busca de una garantía de paz social: “Somos conscientes de que este no es momento para que se abran nuevos conflictos sino para negociar el futuro de la empresa. El año de ultraactividad es el marco adecuado para seguir buscando soluciones con la dirección”, citaban ayer fuentes sindicales.

Los pilotos, representados por el Sepla, canalizan sus relaciones laborales con la aerolínea a través del laudo dictado por Jaime Montalvo y vigente hasta el mismo 31 de diciembre de 2014 que ahora tienen como fecha para sus convenios los trabajadores de tierra y los TCP. A partir de aquí, arranca el tira y afloja por los nuevos convenios restrictivos.

Cita con el mercado

IAG presenta resultados el viernes, 8 de noviembre. Y su cúpula directiva se reúne con analistas e inversores siete días después, el viernes 15. Se habrá cumplido un año desde la presentación del Plan de Transformación de Iberia, que costó despidos, la pérdida de producción con el cierre de rutas deficitarias y rebajas salariales en busca de atajar la pérdida de un millón de euros diario. Lo que se espera ahora es el Plan de Futuro para la aerolínea.

Distintas fuentes dan por descontado que IAG adelantará las líneas maestras en el marco de su cita con el mercado. Sin embargo, la nueva hoja de ruta de Iberia a cinco años vista llegará absolutamente supeditada al cierre de acuerdos de productividad con los sindicatos, al desbloqueo del crecimiento de Iberia Express y a la obtención de beneficios entre 2015 y 2016, dicen fuentes informadas. Solo bajo esas condiciones se anunciarían renovaciones de flota, así como la apuesta por nuevas rutas.

El consejero delegado de Iberia, Luis Gallego, ha manifestado que la empresa analiza nuevos mercados, el comportamiento de destinos abandonados a lo largo de este año.

Además de los recortes en la estructura de gastos, Iberia también ha lanzado un ambicioso plan comercial con la potenciación del canal electrónico, la entrada al cuerpo a cuerpo con las low cost en el corto y medio radio, una nueva tarifa básica o las últimas campañas con descuentos en vuelos a EE UU.

 

Gallego se reúne con sus empleados

Una de las prácticas que se ha impuesto el consejero delegado de Iberia, Luis Gallego, es la de reunirse con cierta frecuencia con un grupo heterogéneo de empleados de la compañía para conocer su parecer sobre la marcha de la misma. Fuentes extraoficiales de la empresa comentan que ya ha recibido a un par de grupos de 20 personas, entre los que se encuentran desde pilotos a personal de handling y mantenimiento.

Las mismas fuentes dicen que no hay temas prefijados, aunque el ejecutivo suele abrir las reuniones dando su parecer sobre la mala situación de la aerolínea y las posibles soluciones.

Se trata de un gesto que ha sido bien valorado por los sindicatos, como también lo es, según representantes de la plantilla, que se hayan suprimido los taxis de lujo para los directivos de Iberia que viajan a Londres.

Normas