Pide también los protocolos que han de cumplir
Reparación de una luna de un coche
Reparación de una luna de un coche

Ganvam pide a Consumo que avise a los talleres antes de la inspección

La asociación dice que así demuestran que no hay interés recaudatorio tras los exámenes

La información no exime de la efectiva revisión

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) ha pedido a las comunidades autónomas que avisen a los talleres antes de realizar las campañas de inspección y les faciliten los protocolos de inspección que se exigirán en esos exámenes impulsados por parte del Instituto Nacional de Consumo (INC). El objetivo, según la asociación, es “favorecer el cumplimiento masivo de estas exigencias, sin perjuicio de que estas inspecciones se lleven a cabo una vez hayan sido previamente advertidos”. 
Para Ganvam, que representa a más de 6.000 empresas de mantenimiento y reparación, tanto concesionarios y servicios oficiales como independientes, es una “oportunidad para las comunidades autónomas de demostrar si realmente existe una voluntad política de mejorar el servicio posventa con estas revisiones a los talleres” o si, por el contrario, estas inspecciones aleatorias del INC responden “exclusivamente a un afán recaudatoria”.
En una nota de prensa, la patronal solicitó a las consejerías competentes de cada comunidad autónoma que envíen la fecha aproximada y el contenido de las inspecciones a los centros de reparación, de forma que éstos “puedan ponerse al día con anterioridad a la visita y evitar así la sanción correspondiente”.
Según Ganvam, ésta es una oportunidad para las comunidades autónomas de demostrar si realmente existe una voluntad política para mejorar el sector de la posventa o si, por el contrario, las inspecciones aleatorias del INC “responden exclusivamente a un afán recaudatorio”.
En este sentido, el presidente de la Asociación, Juan Antonio Sánchez Torres, afirmó que desde Ganvam no están solicitando que no se “apriete ni se controle” a los talleres, sino que se pide saber las exigencias de dichas inspecciones para que los talleres puedan llevar a cabo una revisión previa y cumplir con la legislación.
La organización destacó que las más de 400 inspecciones programadas en 2013 “parecían ir siempre dirigidas a los mismos talleres, mientras que los centros clandestinos campan a sus anchas sin ningún tipo de control, concentrando ya el 20% de las reparaciones y generando unas pérdidas anuales de más de 1.000 millones de euros a la posventa”.
Ganvam indicó que hasta el momento siete comunidades autónomas han respondido a esta solicitud y la “mayoría” de ellas se han mostrado dispuestas a colaborar. Así, resaltó que Galicia, Murcia y Navarra ya han facilitado los protocolos de inspección de talleres y Madrid ha pedido más tiempo.

Normas