Supera en un 45% las contrataciones previstas en el Plan Social
Logo de Telefónica
Logo de Telefónica REUTERS

Telefónica ultima el cierre del ERE y coordina salidas con incorporaciones

Uno de los movimientos más relevantes llevados a cabo por Telefónica en España en los últimos años está a punto de concluir. La operadora está ya en la fase final del expediente de regulación de empleo (ERE), voluntario y universal, iniciado en 2011 y que debe acabar a la conclusión de 2013. Supondrá, en su conjunto, la salida de 6.830 trabajadores, que situará la plantilla en España en el entorno de las 26.000 personas.

La pasada semana, los directivos de Telefónica España se reunieron con los responsables sindicales en la mesa de seguimiento del ERE, encuentro en el que se trazaron las líneas de actuación para el cierre del plan.

Pese a que buena parte de los adscritos al ERE han dejado la empresa (entre 2011 y 2012 salieron más de 4.400 empleados), la teleco prevé una alta concentración de bajas en diciembre, que coincide con el amplio proceso de reestructuración organizativa que está realizando. La firma indicó que este escenario dificulta la ejecución de una sucesión ordenada para el traspaso de la actividad y la culminación de los procesos de recolocación de la plantilla que están en marcha, así como la formación del personal incorporado, procedente de los programas de creación de empleo comprometido en el Plan Social.

Para facilitar la transición, Telefónica y sindicatos llegaron a un acuerdo para que algunos empleados incluidos en el ERE prolonguen su estancia en la empresa durante algunos meses de 2014. El pacto, que debe ser aprobado por el Ministerio de Empleo, no afectará a los términos pactados para su salida. Fuentes conocedoras del proceso explican que esta situación ya se ha dado en anteriores ERE de la operadora, indicando que la mayoría son empleados que están envueltos en proyectos específicos que están en marcha. Desde la compañía, a su vez, se habla de un número pequeño de empleados afectados por el aplazamiento.

Creación de empleo

Telefónica quiere coordinar las entradas y salidas en todos los departamentos para que no afecte ni a la operativa interna ni áreas clave como la atención al cliente. Y es que, una vez se cierren los programas en marcha, el empleo generado por la teleco dentro del Plan Social del ERE va a ascender a cerca de 1.030 puestos de trabajo, un 45% más de la cifra inicialmente comprometida.

La compañía no ha dejado de incorporar a la plantilla a la mayoría de los becarios seleccionados en las distintas convocatorias. El grupo dio un impulso a estos proyectos con la creación del programa Talentum. El proceso no se detiene porque Telefónica convocó hace pocos días otras 150 plazas para becarios.

Lo cierto es que la ejecución del ERE desde 2011 ha coincidido con una profunda transformación de Telefónica, para adaptarse al nuevo escenario del sector, marcado por la dura competencia y su impacto en los ingresos.

En esta readaptación ha tenido una gran relevancia la internalización de actividades que hasta ahora hacían terceras empresas en régimen de outsourcing. La intención de Telefónica España ha pasado por recuperar actividades que hacían socios o proveedores para que pasasen a ser realizadas por empleados de la propia operadora. El proceso empezó por el área de operaciones, si bien la empresa ha ido extendiendo progresivamente este modelo de actuación al conjunto de la corporación.

Además, la compañía ha enfocado sus objetivos en reforzar las áreas comerciales, con especial insistencia en la mejora de la atención al cliente y en la comercialización de las ofertas integradas de Movistar Fusión. Telefónica, entre otras iniciativas, creó una Escuela de Atención Comercial para empleados de distintas áreas de la compañía que quisieran incorporarse a esta actividad.

Normas