El PIB turístico creció en el tercer trimestre tras seis seguidos de caída
El vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda.
El vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda.

Exceltur reclama para el turismo un trato fiscal similar al de la automoción

Resalta que es el único que ha creado empleo neto entre julio y septiembre

Alerta sobre la caída del gasto medio real entre los visitantes extranjeros

En enero de 2013, Exceltur pronosticó que el PIB turístico, un indicador que trata de evaluar el comportamiento macroeconómico de distintas actividades como hostelería, alquiler de coches o restauración, caería este año un 1%. El tirón del turismo extranjero, gracias a la mejoría de la zona euro y los conflictos en mercados competidores como Egipto, les ha llevado a ir revisando paulatinamente al alza esas previsiones. La última la realizaron ayer, durante la presentación de las perspectivas de cierre de año y de previsiones para 2014, en la que auguraron que el PIB turístico creció un 1,3% anual en el tercer trimestre, lo que le llevará a cerrar el año con un crecimiento del 0,2%.

Se trata del primer incremento trimestral del índice tras seis consecutivos de caída y se ha producido, según Zoreda, en exclusiva por la mejoría de los ingresos reales del turismo extranjero, que crecerán un 2,7% en el conjunto del año, y que aportarán 45.110 millones de euros a finales de año, 1.500 millones más que en el anterior ejercicio. “Con la información disponible a julio de 2013, cubre el 100% del déficit por cuenta corriente”, apuntó Zoreda, quién resaltó la importante contribución del sector en materia laboral. “Es el único que ha creado empleo neto en el tercer trimestre”, subrayó.

Pese a esos buenos datos, el vicepresidente de Exceltur no quiso apuntarse a la ola de optimismo de otros sectores sobre la posibilidad de que se alcance un nuevo máximo histórico en la llegada de turistas extranjeros. “La previsión de entrada récord de turistas no tiene porque tener una traslación en el ingreso medio obtenido, ni en la rentabilidad empresarial”, remarcó. De hecho, el cálculo de Exceltur sobre el gasto medio real del turista extranjero entre enero y julio de este año habría caído a 757 euros, el mínimo en catorce años. El lobby toma como base los ingresos de la balanza de pagos por turismo (los que realiza el visitante extranjeros desde que entra hasta que sale de suelo español) y eso es lo que produce la diferencia con las estadísticas oficiales, que reflejan un gasto medio de 949 euros (computan el desembolso del visitante desde que sale de su casa hasta que regresa).

Zoreda fue especialmente crítico con el ajuste presupuestario para el turismo y apuntó que se le está discriminando frente a otros sectores como la automoción, al que ayer se le aprobó un nuevo plan de ayudas de 70 millones. “Para lograr un crecimiento sostenible del turismo en años sucesivos y que el sector siga siendo una locomotora esencial para impulsar la recuperación resulta imprescindible el mayor apoyo prioritario del Gobierno”, en clara alusión a la necesidad de que las actividades turísticas reciban un trato similar a la automoción. Por ello, Exceltur pide estímulos e incentivos de diversa índole para el sector (fiscales, Seguridad Social o financieros) al igual que los aplicados para otros sectores “para favorecer el crecimiento de la actividad externa e interna y el gradual reposicionamiento de destinos turísticos en un entorno cada día más global”.

Normas