Sube otro 1,13% y alcanza los 9.800 puntos
Un 'trader' en la Bolsa de Nueva York.
Un 'trader' en la Bolsa de Nueva York. REUTERS

El Ibex desafía a la gravedad y ya despunta el 20% en lo que va de año

La confianza de los inversores alemanes sube en octubre a máximos de abril de 2010

Las Bolsas europeas parecen estos días desafiar a la gravedad y a los riesgos que entraña el entorno de ingobernabilidad que preside Estados Unidos. La peligrosa cuenta atrás hasta el jueves, día en que la mayor economía del mundo alcanza su techo de deuda, continúa y los inversores apuestan con fuerza a que habrá un acuerdo, aunque sea en el último minuto, por el que demócratas y republicanos evitarán el escenario demoledor de una suspensión de pagos en Estados Unidos, al tiempo que sentarán las bases para un nuevo presupuesto federal que permita volver a poner en marcha el país. 

El terreno es movedizo y el pacto político no dejaría de tener carácter provisional pero las Bolsas continúan su avance y el Ibex ha logrado hoy un nuevo récord. Ha cerrado por encima de los 9.800 puntos, en los 9.805,3, tras un alza del 1,13% que ha hecho posible un nuevo máximo anual. Gana así el 20% en el año, al frente de las Bolsas europeas, y remonta de forma vertiginosa un 29,8% desde los mínimos anuales de junio. Su subida ha estado en línea con el resto de mercados europeos.

El motor de este nuevo avance ha estado, un día más, en la expectativa de que no habrá suspensión de pagos en Estados Unidos pero también en la propia dinámica interna de recuperación en España y en la zona euro, ajena hasta el momento a las turbulencias que puedan llegar del otro lado del Atlántico. Así, el Tesoro español realizó hoy una subasta de letras en la que colocó 4.571 millones de euros a seis y doce meses, por encima del máximo previsto y en la que abarató el coste de emisión en cerca del 30% respecto a la subasta anterior. Es más, fue la primera vez desde 2010 que colocaba deuda a un año a un interés inferior al 1%. En este entorno, la prima de riesgo se mantiene sin apenas cambios en los 240 puntos básicos, con el bono a diez años en el 4,4%.

En paralelo, la confianza de los inversores alemanes subió en octubre hasta el nivel más alto desde abril de 2010, sin que se haya notado hasta ahora el efecto de la negociación del presupuesto de EEUU. Así, el índice de confianza que publica el Centro para la Investigación Económica Europea (ZEW) subió en octubre 3,2 puntos, hasta 52,8 puntos.

Pero el nuevo avance bursátil de hoy no sería posible sin las noticias que llegan de Washington relativas a la cercanía de un acuerdo político antes del jueves. Los republicanos de la Cámara baja trabajan en un texto que contempla la financiación temporal del Gobierno (el presupuesto federal) hasta el 15 de enero y elevaría el techo de deuda pública hasta el 7 de febrero a cambio de retrasar uno de los impuestos de la ley sanitaria durante dos años. Este proyecto, que será presentado hoy, transcurre en paralelo al que perfilan republicanos y demócratas en el Senado.

 Aun así, y pese a la apuesta generalizada de los inversores por un acuerdo, también hay voces que apuntan al paisaje que quedará tras la batalla política, aún incierto. La gestora de fondos estadounidense BlackRock advierten que la inestabilidad política en EE UU provocará un crecimiento económico más lento, impondrá una reducción más gradual de los estímulos de la Fed y persuadirán a los inversores a encontrar mayor valor en la renta variable internacional en comparación con la estadounidense, un fenómeno que sin duda estos días ya beneficia a Europa. “En el corto plazo, los mercados percibirán este acuerdo como positivo, pero si persiste la incertidumbre política, la volatilidad volverá a los mercados”, señala BlackRock.

IBEX 35 7.403,50 -1,27%
Normas
Entra en El País para participar