El ajuste afecta al 10% de su plantilla
La farmacéutica Teva despedirá a 5.000 empleados
REUTERS

La farmacéutica Teva despedirá a 5.000 empleados

La farmacéutica Teva, especializada en el desarrollo, producción y comercialización de medicamentos genéricos, sigue los pasos de sus competidores y anuncia que recorte de su plantilla de 5.000 trabajadores. La empresa israelí que distribuye a más de 120 mercados y con presencia directa en 60 países, entre ellos España donde cuenta con una planta en Zaragoza, prepara un plan de reducción de costes para poder hacer los precios de su competencia. Entre las medidas anunciadas para ahorrar más de dos millones de euros en los próximos cinco años se encuentra un expediente de regulación que empleo que afecta al 10% de sus trabajadores.

La compañía con sede en Israel y que está considerada el mayor fabricante de medicamentos genéricos ha sido la última en sumarse a la oleada de recortes de costes que recorre el sector farmacéutico. La semana pasada fue el turno de Merck que anunció que un ajuste de su plantilla en 8.500 empleados con el objetivo de reducir sus costes operativos actuales en 2.500 millones de dólares (1.850 millones de euros) hasta 2015. Otros casos similares han sido Pfizer , AstraZeneca y Sanofi que han reducido su número de empleados en los últimos años debido a la desaceleración del crecimiento de las ventas , en la mayoría de los casos por la aparición de medicamentos genéricos más baratos.

Aunque hasta el momento Teva ha ocupado una posición de liderazgo, la competencia a la que podría enfrentarse en los próximos años le haría perder su status privilegiado dentro del mundo de los genéricos. Un ejemplo que ilustra muy bien la ventaja que posee respecto a sus rivales es lo que le reporta el medicamento contra la esclerosis múltiple, Copaxone, que representa el 20% de sus venta y el 50% de sus ganancias.

Pero esto podría cambiar en un futuro no muy lejano. Ya en agosto un tribunal de apelaciones de EE UU invalidó algunas patentes que podrían conducir a versiones genéricas de Copaxone, algo que podría provocar la aparición de competidores en mayo de 2014, un año antes de lo esperado.

En diciembre la compañía anunció una reducción de costes de entre los 1.500 millones de dólares y los 2.000 millones, pero este jueves cifró el ajuste en la parte alta (2.000 millones). A finales de 2014 Teva espera ahorrar 1.000 millones y la parte restante, en 2017. En cuanto a los despidos, la empresa cree que a finales del próximo año habrá realizado la mayor parte del ajuste ya que la farmacéutica busca recortar los activos que ya no se ajustan a su actividad principal o no son fundamentales para su futuro.

Teva, que cerró el segundo trimestre con unos ingresos un 1% inferiores hasta los 4.920 millones de dólares, pretende reinvertir parte de los ahorros iniciales en 2014 y 2015 en los programas de alto potencial como el desarrollo de medicamentos genéricos.

Normas
Entra en El País para participar