Reunión mensual del Banco Central Europeo
El presidente del BCE, Mario Draghi sonríe a su llegada al palacio del Elíseo en París, Francia el 1 de octubre de 2013 para reunirse con el presidente francés François Hollande y consejeros de los bancos centrales europeos.
El presidente del BCE, Mario Draghi sonríe a su llegada al palacio del Elíseo en París, Francia el 1 de octubre de 2013 para reunirse con el presidente francés François Hollande y consejeros de los bancos centrales europeos. EFE

El BCE mantiene tipos y sugiere nuevas inyecciones de liquidez

La institución anticipa tipos bajos durante un "largo periodo de tiempo"

Draghi señala que la banca española está "bien equipada" de cara los exámenes del BCE

El Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido intactos los tipos de interés para la zona del euro en el mínimo histórico del 0,5%. La reunión mensual del Consejo de Gobierno de la entidad cumple así con las expectativas. Su presidente, Mario Draghi, ha vuelto a repetir en la rueda de prensa posterior a la reunión el mensaje ya conocido: los tipos seguirán bajos "el tiempo que sea necesario". El objetivo es que una política monetaria relajada ayude a apuntalar la incipiente recuperación en la eurozona, incluida otra posible ronda de liquidez para la banca.

La recesión acabó técnicamente el segundo trimestre de este año. Draghi ha destacado la mejora de la confianza, per ha subrayado a su vez que “la recuperación siga a un ritmo débil”. Con la inflación contralada, la prioridad del emisor europeo es desatascar los canales de crédito y consolidar así la recuperación de la economía real. “Los créditos al sector privado siguen siendo muy débiles”, ha señalado Draghi. Las entidades financieras de la zona euro han reducido sus préstamos en 500.000 millones en el último año, según datos de Bank of America.

Las condiciones del mercado bancario han mejorado desde las dos megasubastas de dinero barato (LTRO) de hace año y medio. Casi un billón de euros que las entidades van poco a poco devolviendo (alrededor de 15%). “Es importante que la fragmentación de los mercados financieros siga reduciéndose y que se fortalezcan los bancos allí donde sea necesario”.

Las entidades van reduciendo sus colchones de liquidez provoca a su vez una presión al alza en los tipos del mercado interbancario, sobre todo en los tramos de más corto plazo. Draghi ha recordado, no obstante, que cuando los mercados interbancarios funcionan bien no hay exceso de liquidez. “No hay que exagerar la relación entre el exceso de liquidez, los tipos a corto plazo y la velocidad de las devoluciones del LTRO”, ha dicho.

La posibilidad de que el BCE otorgara las entidades financieras una tercera ronda de liquidez era una de las dudas de la reunión de hoy. “No excluimos opciones y actuaremos en relación a las necesidades. El LTRO es solo un instrumento. Estará en vigor hasta julio de 2014”, ha recordado Draghi. Para concluir que,“si tengo que resumir la visión del consejo sobre liquidez, diré que nadie quiere tener un "accidente de liquidez". 

Espaldarazo a la banca española ante las futuras pruebas de estrés

Preguntado por el grado de satisfacción del programa europeo de asistencia a la banca española, Draghi ha respondido que "está encarrilado". Ha subrayado "que la recapitalización se ha completado, las ventas de activos tambien y  las provisiones han sido siginficativas".  De cara a las pruebas de resisitecia que el BCE llevará a cabo a las entidades de la eurozona el próximo año, Draghi ya señalado que "todo sugiere que España se aproximará al ejercicio de estrés bien equipada, pero es difícil decir qué sucederá con cada entidad particular".

Normas