La empresa presentará un ERE a mediados de octubre

Tragsa ultima un recorte de su plantilla

La dirección de la empresa pública de servicios e ingeniería medioambiental Tragsa ha anunciado a sus trabajadores que en quince días presentará un expediente de regulación de empleo del que no ha detallado cifras concretas. De esta forma, a partir del 15 de octubre arrancaría el proceso de negociación del ERE que afecta a una plantilla formada por unos 10.000 trabajadores, según los datos de cierre de 2012.

Tragsa ha comunicado hoy a la representación de sus trabajadores, que dispone de un plazo de 15 días, tal y como establece la normativa, para constituir una comisión representativa para negociar el ERE. Un despido colectivo del que aún no han dado cifras concretas, tras haber pasado los dos últimos meses por una comisión interministerial, y que estará acompañado por medidas de flexibilidad laboral, que permitirán reducir el número de despidos y paliar los efectos de los mismos, según han transmitido fuentes sindicales.

La dirección de la compañía trabaja desde comienzos de año en un Plan de Transformación Global para garantizar la viabilidad de la empresa, que ha visto como en los últimos tres años, los ingresos de su filial Tragsatec han caído un 33,9% por el descenso de proyectos realizados a las Administraciones Públicas. Según el informe anual de 2012 de Tragsa, la compañía prevé reducir su cifra de negocio en un 13,2% en 2013 por los efectos de la crisis y la reducción de la inversión de las Administraciones.

El anterior proceso de regulación de empleo realizado en una empresa pública se realizó en diciembre de 2012 en Ineco, filial de Aena. Un ERE que afectó al 13,3% de la plantilla de la firma de ingeniería y consultoría del Ministerio de Fomento y que se saldó con 390 despidos con una indemnización de 20 días por año, más otros ocho días en el caso de que el trabajador afectado no encontrara empleo en el plazo de seis meses.

Normas