Se sitúa por encima de los 1,35 dólares
Dos monedas de euro, una de ellas acuñada en Grecia, fotografiadas delante del Bundestag en Berlín. EFEArchivo
Dos monedas de euro, una de ellas acuñada en Grecia, fotografiadas delante del Bundestag en Berlín. EFE/Archivo EFE

Cinco ventajas de la escalada del euro

El euro se ha hecho fuerte en las últimas semanas. Se sitúa por encima de los 1,35 dólares, un nivel que no veía desde febrero de este año, cuando llegó a cambiarse incluso por 1,37 dólares, marcando un máximo anual. La moneda única se ha revalorizado más de un 3% frente al billete verde desde comienzos de septiembre, especialmente a raíz de la decisión de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos de no tocar todavía los estímulos monetarios. La victoria de la canciller Angela Merkel en las elecciones alemanas y la falta de acuerdo en Washington para el elevar el techo federal de EE UU, que pesa sobre el dólar, también han contribuido a la escalada del euro, algo que tiene consecuencias negativas y positivas para las empresas, los consumidores y la economía en general.

Ciertamente, la pujanza del euro perjudica a la única pata de la economía que está manteniendo el tipo en esta crisis: las exportaciones. Un tipo de cambio alto encarece las exportaciones, lo que provoca una pérdida de competitividad en los países del euro y lastra el crecimiento económico, precisamente en un momento en el que se atisba la salida de la recesión. “En el contexto actual ningún país quiere una divisa fuerte”, asegura Daniel López de Argumedo, analista de Finagentes Gestión. “Un euro que se aprecia tiene consecuencias en el crecimiento de la región”, explica, pero matiza que “un mismo nivel de euro no afecta negativamente por igual a todas las economías del euro; Alemania puede soportar un euro más caro que otros países como Italia o Francia”.

Pero toda cruz tiene su cara. Y la fortaleza del euro tiene también un lado positivo que puede resumirse en cinco puntos:

1. Más poder de compra para los consumidores: Los ciudadanos con euros que viajen a países con monedas más débiles ganan poder adquisitivo porque reciben más dinero al cambio. No solo ha perdido terreno el dólar, lo que hace de Estados Unidos un destino más atractivo, sino que de un tiempo a esta parte también han sufrido una importante devaluación las monedas de los emergentes, como la rupia india. La razón principal es la incertidumbre en torno a la retirada de las compras de deuda por parte de la Fed.

EUR x USD 1,1003 -0,632%

2. Teórico abaratamiento del petróleo (combustibles): Según los manuales de economía, si el euro sube respecto al dólar se reducen las presiones inflacionistas para los inversores y consumidores de la zona del euro, ya que los productos importados en dólares, como por ejemplo el petróleo con gran influencia en el IPC, se abaratan por el efecto divisa. Es decir, que, teóricamente, si bajan los precios del petróleo también bajan los precios de los combustibles y cuesta menos dinero llenar el depósito de gasolina. Sin embargo, en opinión de López de Argumedo, “una subida del euro no conlleva necesariamente un descenso de los precios del petróleo, sino que depende de las circunstancias, como ahora que el petróleo ha bajado por el acuerdo sobre Siria”.

3. Empresas beneficiadas: Si bien se ven perjudicadas todas las compañías exportadoras (automovilísticas), salen ganando tanto las empresas que importan activos referenciados en divisas menos fuertes como aquellas empresas dependientes de materias primas que cotizan en la moneda estadounidense, como las aerolíneas (cuya dependencia del petróleo es muy elevada) o las acerías.

Javier Urones, analista de XTB, añade que hay otro grupo de empresas que “no es que se vean especialmente beneficiadas sino que ven poco afectadas, principalmente las que suelen tener una demanda más inelástica porque venden productos de primera necesidad, como las farmacéuticas”.

4. Ganancias en los mercados de divisas: Soledad Pellón, estratega de IG Markets, sostiene que “salen beneficiados los inversores que tomen posiciones alcistas en el euro frente a otras divisas se hayan depreciado”. El mercado de divisas Forex permite a los inversores de todo el mundo comprar y vender divisas. Hay que tener en cuenta que las divisas cotizan por pares, de manera que se puede invertir al alza (comprar par de divisas) o a la baja (vender par de divisas).

 “Si invierto en el cruce euro-dólar, que es el más clásico, significa que me financio en dólares y compro euros. Así, todo el que se haya posicionado en el mercado de divisas a favor del euro en las últimas semanas ha visto crecer su inversión”, explica Urones.

Los analistas aseguran que la evolución de la moneda comunitaria en los próximos meses dependerá en gran medida de si la Fed inicia el tapering. “Si se retiran los estímulos veremos un movimiento de depreciación del euro hasta los 1,31-1,32 dólares, pero hasta entonces el euro puede seguir subiendo, aunque estamos limitados por los máximos de febrero en 1,37 dólares. No creo que suba mucho más allá”, prevé Pellón. Según la media de analistas de Bloomberg, el euro cerrará el año alrededor de los 1,29 dólares.

5. Oportunidades de inversión: El correctivo del dólar ante la continuidad de la política monetaria expansiva de la Fed ha animado las compras de los metales preciosos como el oro. El precio de la onza de oro ha subido más de un 2% en dos semanas. Eso sí, el oro podría reanudar la tendencia bajista tan pronto como la Fed de señales de que comenzará a reducir las compras de bonos por 85.000 dólares mensuales.

Normas