Las acciones de la ‘teleco’ caen un 4,67%
Sede de Telecom Italia.
Sede de Telecom Italia.

El presidente de Telecom Italia insiste en su defensa de la ampliación de capital

Reticencias entre algunos accionistas

El presidente de Telecom Italia, Franco Bernabe, aseguró ayer que la mejor opción para la compañía es ampliar capital y así evitar una rebaja en el rating de la operadora hasta el grado de basura. Sus palabras venían apenas unas horas después de que Telefónica anunciase un acuerdo con sus socios italianos, Mediobanca, Intesa San Paolo y Generali para elevar sus derechos económicos en el holding Telco, principal accionistas de Telecom Italia con un 22,4% de su capital.

El directivo, que lleva al frente de la operadora desde 2008, presentará el plan estratégico de la compañía en la reunión del consejo que tendrá lugar el próximo 3 de octubre. Un proyecto muy esperado porque deberá indicar las líneas básicas de actuación de la compañía para reducir su actual deuda de 29.000 millones de euros.

En una comparecencia en el Senado italiano, Bernabe mostró su rechazo a la venta de las filiales en Brasil o Argentina, porque afectaría al perfil internacional de Telecom Italia, informa Bloomberg.

En este sentido, fuentes del sector advirtieron de las dificultades para que salga adelante la ampliación de capital por las reticencias de muchos accionistas a aportar más fondos. La operación podría rondar los 4.000 millones de euros, según señalan algunos analistas. Estas fuentes recuerdan que los títulos de Telecom Italia han caído casi un 50% en el último lustro. “Deberá presentar un plan industrial creíble o marcharse a casa”, dijeron estas fuentes.

Telefónica reiteró su posicionamiento comunicado el martes, en el que se insistía en que busca fortalecer al grupo transalpino, que seguirá siendo una empresa independiente.

Otros analistas recuerdan que la operadora española podría poseer como mucho un 22,4% del capital de Telecom Italia, que a su vez podría recibir una opa por parte de cualquier otra compañía.

En cualquier caso, el debate político está abierto. El primer ministro, Enrico Letta, volvió a referirse al caso indicando que en Europa el problema no es la nacionalidad de las inversiones sino los intereses estratégicos de un país. Letta recordó que Endesa es propiedad de la italiana Enel.

En medio de esta incertidumbre, las acciones de Telecom Italia cayeron ayer algo más de un 4,6%. Desde principios de año acumulan un retroceso superior al 16%.

Las repercusiones sobre la operación llegaron a Brasil. El ministro de comunicaciones Paulo Bernardo aseguró que Telefónica, si pasa a controlar Telecom Italia, no podría tener el control de Vivo y TIM de manera simultánea porque implicaría una gran concentración de poder en manos de un grupo con una fuerte reducción de la competencia.

Aunque la operadora española aseguró que no va a elevar los derechos de voto en Telco en este momento, tal y como se dejó claro en el acuerdo con sus socios, esta situación que podría cambiar y, según Bernardo, afectaría a las operaciones de Telecom Italia en Brasil. El ministro recordó que en caso de que tuviera que ser vendida TIM, tendría un año de plazo para hacerlo.

Bernardo aseguró también que ninguna de las operadoras con presencia en el país, Vivo, Oi, Claro y Nextel podría adquirir TIM porque afectaría a la competencia en el sector.

En cualquier caso, parece que al acuerdo entre Telefónica y sus socios en Telecom Italia será revisado por el regulador brasileño Anatel. Fuentes del sector señalan que la autoridad reguladora carioca podría mostrarse reticente a que TIM pudiera ser adquirida por otros operadores en el país porque se reduciría el número de actores en el mercado móvil.

También la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia de Argentina estudiará también el acuerdo, según Reuters, que cita fuentes del Gobierno. Telefónica es dueña de Telefónica de Argentina y Telecom Italia controla indirectamente Telecom Argentina.

 

Normas
Entra en El País para participar