Dictamen no vinculante
Un jubilado paseando
Un jubilado paseando

El CES debate la reforma de pensiones del Gobierno

El Pleno del Consejo Económico y Social (CES) se reunirá este miércoles en sesión de tarde para debatir el anteproyecto de Ley Reguladora del Factor de Sostenibilidad y del Índice de Revalorización del Sistema de la Seguridad Social.

 Los dictámenos que emite el CES son preceptivos, pero no vinculantes para el Gobierno y pueden ir acompañados de votos particulares en caso de que los hubiera.

 

De momento, los sindicatos han expresado su rechazo a esta reforma en sus actuales términos, mientras que la CEOE se ha limitado a mostrar su disponibilidad para el acuerdo desde su convencimiento de que “negar la revisión del sistema de pensiones sería ir contra él”.

El Ministerio de Empleo remitió el pasado día 16 a este organismo, del que forman parte sindicatos, empresarios y organizaciones del tercer sector, el anteproyecto de ley que regula el llamado factor de sostenibilidad y del índice de revalorización de las pensiones.

El Gobierno estima que la aprobación en sus actuales términos de su reforma de las pensiones permitirá a la Seguridad Social ahorrar 810 millones de euros ya en 2014 con la aplicación del nuevo índice de revalorización anual de las pensiones.

Desde 2015 estos cambios permitirían aumentar el ahorro de forma progresiva hasta alcanzar alrededor de 5.000 millones de euros anuales a partir de 2019, cuando también entre en vigor el factor de sostenibilidad (FS), hasta 2022. En total, 33.000 millones de euros menos a pagar en el capítulo de pensiones en los próximos nueve años.

Así lo estima en la memoria del impacto económico del anteproyecto de ley para la regulación del factor de sostenibilidad y del índice de revalorización del sistema de la Seguridad Social remitido al CES, y que este viernes será aprobado, ya en forma de proyecto de ley, por el Consejo de Ministros.

Según el anteproyecto de ley está previsto que, de aprobarse en los próximos meses el texto sin cambios de calado, en 2014 sea de aplicación ya este nuevo indicador de revalorización, que sustituirá al IPC y que tendrá en cuenta no sólo la evolución de la inflación, sino también los ingresos y gastos del sistema para garantizar en todo momento que el sistema paga a los pensionistas el importe que puede soportar.

 

Normas