Eleva al 0,7% la previsión de crecimiento para 2014
El presidente del  Gobierno, Mariano Rajoy.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. EFE

Rajoy garantiza que los funcionarios cobrarán la paga extra de Navidad

El Consejo de Ministros aprobará unos presupuestos restrictivos

Las previsiones del Gobierno también mejorarán las cifras de paro previsto para 2014

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado hoy que las previsiones para el próximo ejercicio contemplarán un crecimiento del PIB del 0,7% frente al 0,5% estimado hasta ahora. Las nuevas proyecciones se incluirán en los Presupuestos Generales del Estado de 2014 que el Consejo de Ministros aprobará este viernes.  

Rajoy también garantizó que los empleados públicos cobrarán, a diferencia del ejercicio anterior, la paga extra de Navidad este año y garantizó que también recibirán en 2014 las correspondientes a julio y diciembre. En cualquier caso, el presidente del Gobierno evitó señalar si los sueldos públicos se revalorizarán el próximo ejercicio. Todo apunta los Presupuestos incluirán la congelación de los salarios de los funcionarios. El sindicato de funcionarios CSI-F ha tildado de insuficiente la decisión de  Rajoy.

En un comunicado, CSI-F ha pedido al Gobierno que tome medidas para devolver la paga perdida en 2012, a través de una partida extraordinaria en los presupuestos generales del Estado. Además, ha reclamado una actualización de sus retribuciones teniendo en cuenta que acumulan una pérdida en torno al 30% y que la previsión de crecimiento para el próximo año ha sido mejorada.

El presidente del Gobierno ya anunció en una entrevista a The Wall Street Journal que "España está saliendo de la recesión, pero no de la crisis". La mejora económica, sin embargo, no impedirá que la tasa de paro siga en niveles dramáticos, aunque el Ejecutivo confía en que se situará este por debajo del 27,1% previsto en el cuadro macroeconómico del Gobierno. 

Respecto a las pensiones, Rajoy se limitó a señalar que confía en que los jubilados no pierdan poder adquisitivo. El Ejecutivo ya ha decidido que la revalorización de las pensiones ya no dependerá de la inflación, sino que su variación dependerá de la evolución de la economía y de los ingresos de la Seguridad Social. En este sentido, el presidente del Gobierno se mostró esperanzado en que la mejora de la economía y del empleo impidan que los pensionistas pierdan poder adquisitivo. En cualquier caso, al menos a corto plazo, las prestaciones avanzarán a un ritmo inferior al incremento de precios.  

Normas
Entra en El País para participar