Augura una "lenta" recuperación económica
El presidente del BCE, Mario Draghi.
El presidente del BCE, Mario Draghi. REUTERS

Draghi: el BCE está "preparado" para otra inyección masiva de liquidez

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, afirmó hoy que la institución está “preparada” para intervenir con una nueva inyección de liquidez si fuera necesario para mantener los tipos de interés a corto plazo en los mercados monetarios.

La medida, anunciada esta tarde, ya fue puesta en marcha con anterioridad. En concreto, en diciembre de 2011, poco después de que Draghi se pusiera al frente del regulador, se realizó la primera subasta a 36 meses y en febrero de 2012, la segunda, esta sí con carácter ilimitado. En total, entre ambas emisiones los bancos de la zona euro recibieron un billón de euros, algo que permitió dar oxígeno a las entidades en un momento en el que el mercado interbancario estaba cerrado a cal y canto y al borde del colapso. La desconfianza enun sector como el bancario, necesitado de financiación, alcanzaba por aquel entonces niveles muy elevados. El objetivo de las LTRO eran calmar al mercado y abrir el grifo del crédito. Dos años después de conocerse la iniciativa Draghi podría recurrir a la misma fórmula con el fin de que el dinero fluya a las pequeñas empresas y familias, en definitiva, a la economía real y no se quede en la hucha del BCE.

Según lo señaldo por Mario Draghi solo se recurrirá a la inyección masiva en caso de necesidad. La iniciativa se conoce apenas 24 horas después de las elecciones alemanas y supone un cambio significativo en el tono mantenido por el regulador europeo que en los últimos meses se ha limitado a rebajar los tipos y reiterar que continúa con su plan de compra de bonos a corto plazo. 

“Estamos dispuestos a utilizar cualquier instrumento, incluido el programa de operaciones de liquidez a largo plazo (LTRO) si es necesario, para mantener los tipos de interés a corto plazo en los mercados monetarios a un nivel justificado respecto a nuestro análisis de la inflación a medio plazo”, señaló Draghi.

El presidente del BCE indicó que ahora los “bancos dependen menos de la financiación del BCE y pueden financiarse en los mercados, a través de depósitos o de líneas de crédito entre ellos”, pero mostró su disposición a volver a poner en marcha el programa de financiación barata a largo plazo a la banca, el citado LTRO.

Respecto al análisis sobre los activos de los bancos de la zona del euro que se llevará a cabo antes de que el BCE asuma el papel de supervisor bancario único en los diecisiete, Draghi apuntó a una mejoría en la situación gracias a que los bancos han aumentado “significativamente sus provisiones de capital” y a una mayor confianza en el sector financiero.

El responsable de la política monetaria de la zona euro señaló que es “demasiado pronto para dar cifras” sobre las posibles necesidades de capital de los bancos de la zona del euro, y recalcó la importancia de que, en cualquier caso, se creen “respaldos financieros” en cada país para hacer frente a eventuales agujeros.

Draghi reiteró que estos “son esenciales para la credibilidad” del sistema financiero, y consideró que es “realista” que incluso países como España o Grecia creen este tipo de fondos con recursos públicos. “Tenemos que tener en cuenta que los bancos durante este tiempo han aumentado de manera considerable su nivel de provisiones y la raíz para los soportes financieros está ahí y es realista, incluso para los países que se han mencionado (España, Grecia y Francia)”, dijo.

Normas
Entra en El País para participar