Las negociaciones para una gran coalición se prevén largas y difíciles
Angela Merkel, canciller alemana, celebra su victoria electorial
Angela Merkel, canciller alemana, celebra su victoria electorial Getty Images

Cuatro claves que moverán las Bolsas tras la histórica victoria de Merkel

Angela Merkel rompe todas las proyecciones y roza la mayoría absoluta. Los resultados finales de las elecciones legislativas alemanas confirman la amplia victoria de la canciller y líder cristianodemócrata (CDU) con un 41,5% de los votos, un claro incremento frente al 33,8% de 2009. El Partido Socialdemócrata (SPD) obtuvo un 25,7% de los votos, mientras que el Partido Liberal (FDP) se quedó en un 4,8% y no tendrá escaños en el nuevo Parlamento, lo mismo que los euroescépticos de Alternativa para Alemania (AfD) con un 4,7%.

Pese a la histórica victoria de Merkel, que encadena un tercer mandato con su mejor resultado en 20 años, tendrá que gobernar en coalición por las condiciones del sistema político alemán. Se abre ahora un periodo de negociaciones para formar gobierno que se prevé largo y difícil.

¿Cuál es la coalición de gobierno más probable?

A partir de hoy mismo comenzarán las negociaciones del CDU con el resto de formaciones en el nuevo Bundestag (cámara baja) para lograr un gobierno estable. El bloque conservador de Merkel lograría una mayoría absoluta coaligándose o bien con el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), Los Verdes o La Izquierda. Pero en la práctica, debido a las insalvables diferencias políticas que le separan de La Izquierda, un partido de postcomunistas y una escisión disidente de socialdemócratas, los únicos socios factibles son el SPD y Los Verdes.

Los expertos consideran que la CDU optará por abrir las conversaciones con los socialdemócratas, al ser la segunda formación más votada, aunque reconocen que las negociaciones entre ambos serán difíciles y que el ejecutivo resultante podría ser inestable.

El SPD, argumentan, podría amenazar al bloque de Merkel con romper la coalición y formar un tripartito de izquierdas junto a Los Verdes y La Izquierda, con los que también suma una mayoría absoluta.

No obstante, la mayoría de analistas apuestan por la gran coalición entre la CDU y el SPD como la opción más probable.

¿Qué es mejor para los mercados?

Aunque los mercados europeos han acogido hoy el resultado de las elecciones con bastante frialdad y sin apenas cambios, los analistas reiteran, tal y como aseguraban en el escenario preelectoral, que una gran coalición es lo más positivo para los mercados en el medio y largo plazo.

"En general, el resultado de las elecciones se debe interpretar como bastante positivo", sostiene Citi en un informe. No obstante, advierte que se prevén unas negociaciones "largas y bastante complicadas que podrían desconcertar a los mercados en el corto plazo". Incluso "una gran coalición también se puede volver inestable en el largo plazo", apunta el informe, debido a que "el SPD querrá tratar de evitar la misma suerte que corrió entre 2005 y 2009, cuando perdió sustancialmente el apoyo de los votantes después de participar en un gobierno liderado por Merkel".

"La reelección en Alemania de la canciller Merkel creemos que es positiva para los mercados puesto que supone continuidad en las políticas europeas y, por tanto, en el apoyo de Alemania al euro y al conjunto de la región. Por ello, creemos que un posible foco de inestabilidad desaparece", aseguran los analistas de Link Securities.

Las Bolsas atraviesan un momento dulce tras la buena acogida de la decisión de la Reserva Federal de no tocar los estímulos monetarios. En los últimos días, los índices bursátiles de Europa y de Estados Unidos están rompiendo máximos y la calma se ha instalado en la deuda de los países periféricos. En España, la prima de riesgo -el diferencial entre el bono nacional a diez años y el alemán del mismo plazo- se sitúa en mínimos desde junio de 2011 por debajo de los 240 puntos básicos.

¿Queda recorrido al alza en las Bolsas?

Miguel Ángel Paz, director de estrategia de Unicorp Patrimonio, comenta que "estamos viviendo un excelente mes de septiembre para los activos de riesgo en general". Analiza que "apenas se habla del conflicto de Siria; la Reserva Federal ha dejado claro que continuará con su programa de estímulos monetarios hasta que la recuperación de la economía americana sea un hecho contrastado, y en Europa la tensión política parece mucho más calmada". Aunque falta por saber quién será el socio de gobiern de Merkel, "parece que no habrá grandes cambios en el horizonte. Y ya sabemos que a menor incertidumbre, mejor funcionan los activos de riesgo".

"Desde el punto de vista de largo plazo, las tendencias alcistas son muy fuertes y se están viendo ratificadas", asevera Paz. "El problema, tal y como comentábamos el viernes es que la subida ha sido muy rápida y todo apunta a que necesitamos un periodo de consolidación antes de que volvamos a subir", sostiene.

¿Abrirá la mano Merkel durante los próximos cuatro años?

Tras las elecciones alemanas, se pinta un escenario de continuidad en Berlín. Los resultados de las elecciones no permiten atisbar cambios sustanciales en la política europea de Berlín en los próximos cuatro años y, particularmente, en sus recetas de consolidación fiscal y reformas para salir de la crisis.

No obstante, algunos analistas consideran que una gran coalición permitiría suavizar la férrea política de Alemania. "Una gran coalición sería un poco más abierta a aportar fondos a la periferia europea, con limitaciones, y estería un poco menos centrada en la austeridad", sostiene Citi. Por lo tanto, "vemos una gran coalición como el resultado más constructivo para mercados en el mediano plazo", asegura.

“Los mercados esperan que Merkel abra la mano a una política más expansiva ante la mejora de los datos macroeconómicos después de los duros recortes”, asegura Miguel Paz, director de gestión de Unicorp Patrimonio.

Desde ING sostienen que "para la zona euro, una gran coalición probablemente supondrá continuar con la actual gestión de la crisis pero con un tacto más suave. Los eurobonos no son probables, pero podrían tener cabida algunas iniciativas nuevas y la integración bancaria".

Normas