Michael Mauer, jefe de diseño de Porsche
Michael Mauer, jefe de diseño de Porsche.
Michael Mauer, jefe de diseño de Porsche.

“Es fundamental que al conducir un Macan sientas que es un Porsche”

Porsche acaba de lanzar el superdeportivo 918 y el mes que viene mostrará al mundo su modelo más económico, un SUV compacto llamado Macan. La misión de Michael Mauer, jefe de diseño de la firma alemana, es que todos se reconozcan como Porsche con solo mirarlos

Nos reunimos con Michael Mauer en el estand de Porsche en el Salón del Automóvil de Fráncfort, adonde acudió con puntualidad alemana y esa gran sonrisa que suele distinguir a los que no diferencian profesión de pasión.

Pregunta. A lo largo de las sucesivas generaciones, el 911 mantiene su línea pero siempre evoluciona. ¿Esto es fácil o difícil para un diseñador?
respuesta. Es realmente difícil, conjugar tradición con evolución, con futuro, es el reto más importante al que nos enfrentamos a la hora de desarrollar un nuevo 911. Por un lado, sabes por dónde debe ir, y por otro, debes introducir nuevos elementos manteniendo las proporciones. En realidad, siempre estamos pensando en cómo será el futuro 911, aunque acabemos de lanzar el nuevo.

P. ¿En qué modelos se ha inspirado para diseñar el nuevo 918?

"Conjugar tradición y evolución es nuestro reto”

R. Antes de comenzar un proyecto en Porsche siempre nos sumergimos en la historia de la marca, tanto de calle como de competición, pero es difícil hablar de un modelo en concreto. Hemos estudiado todos los coches de Le Mans, y modelos como el 904 o el 917 han tenido una influencia clara. Por ejemplo, en la parte posterior, detrás de las ventanillas, la influencia de este último es evidente.

P. ¿A la hora de desarrollar el 918, ¿pensaron en hacer una evolución del Carrera GT?
R. Al principio fue una posibilidad, pero muy pronto la descartamos, porque el 918 incorpora y combina tantas tecnologías nuevas que debe tener su propio carácter. Es un coche muy diferente, y como en todos los Porsche, las formas deben estar al servicio de la función.

P. ¿Cuál es el secreto para que un modelo, como el 911, pase de ser nuevo a directamente un clásico, sin pasar por la etapa de viejo?
R. Es una buena pregunta y sería muy feliz si tuviera una respuesta para eso (risas). En el día a día en el estudio nos preguntamos continuamente si estamos yendo demasiado lejos o si es lo suficientemente moderno. Sería bueno saber cómo hacerlo… Porsche tiene una historia muy fuerte y cuando miras tantos modelos, ves que todos dan una visión del futuro, y como diseñador siempre debes pensar más en el futuro que en el pasado… me gustaría tener una respuesta.

P. ¿Dónde trabajó antes de llegar a Porsche?
R. Estuve en Mercedes 14 años (1986-2000), donde hice de todo (como camiones, el primer SLK, el Clase A o el Smart) y también en el centro de diseño avanzado de Tokio (a partir de 1998). En 2000 me fui a Saab (como director de diseño) y a diseño avanzado de GM (entonces dueños de Saab), antes de llegar a Porsche en 2004. Conduzco estos coches todos los días. Para mí trabajar aquí es como un sueño.

P. Han innovado con coches como el Cayenne, el Panamera, pronto el Macan... ¿Qué puede llegar después?
R. Porsche puede ir en muchas direcciones, pero tiene que complementar sus valores y encajar en la marca. Sigue habiendo muchas posibilidades. Porsche quiere crecer y con el Cayenne y el Panamera demostramos que esos coches distintos pueden funcionar, estamos orgullosos de ellos. Y con el Macan [el nuevo modelo se presentará en noviembre en Los Ángeles, Estados Unidos) lo demostraremos también. No será como un 911, pero será el más deportivo de su clase, como el Cayenne y el Panamera. Para nosotros es fundamental que la primera vez que lo conduzcas sientas que es un Porsche.

P. ¿Será un Cayenne a escala?
R. Es un SUV, y la forma en que nosotros definimos un SUV no es exactamente como un todoterreno, pero está en esa categoría. No hemos cogido el diseño del Cayenne y hemos hecho un modelo a escala. Tendrá su propia personalidad y su propia apariencia, una identidad Porsche.

P. ¿Quién decide cuál es el diseño final, el que llega a la producción en serie?
R. Básicamente, los dueños y jefes de la compañía. Hay un proceso previo en el que intervienen Müller [presidente de Porsche], Hartz [director de desarrollo] o yo, y cuanto más avanza el proyecto, son decisivas las opiniones del Dr. Piëch [presidente del consejo de vigilancia del grupo Volkswagen], Winterkorn [presidente del grupo Volkswagen]… ellos son los que finalmente deciden qué coche se va a fabricar y cómo debe ser. La decisión implica miles de millones, y entiendo que implica también que no puedes dejar todo solo a los diseñadores. A veces los diseñadores se quejan, pero estoy muy feliz con la gama que tenemos.

Normas