Reclama al Gobierno que rebaje el IVA turístico

Bauzá anuncia que Baleares retira la subida de impuestos verdes

Palma de Mallorca

 

 

El presidente de Baleares, José Ramón Bauzá, anunció ayer que el Ejecutivo aparca el decreto que iba a aprobar para garantizar la sostenibilidad de las cuentas autonómicas y que los tres impuestos verdes que iban a entrar en vigor este año se suspenden. Durante su intervención en el Foro Cinco Días, patrocinado por Banco Santander, Bauzá remarcó que esta medida se toma como consecuencia del mayor margen de déficit otorgado por Hacienda (1,4% este año y un 1% para 2014) y por la mejoría de los indicadores económicos. “Baleares lleva diez meses con caídas en el número de parados registrados, es la comunidad que más afiliados sumó en el mes de agosto y es la que mayor porcentaje de contratos indefinidos tiene. Es también la región que mayor ocupación hotelera registró en julio, con un 89,3% de planta hotelera ocupada y es la única, junto a Canarias, donde las ventas y el empleo en el comercio han avanzado”, aseguró. A todos estos indicadores se ha unido la caída de la prima de riesgo española, que ha aliviado las cuentas autonómicas. “Hace un año solo conseguíamos financiación al 7,5%; ahora la logramos al 4,1%”, dijo.

Los tres impuestos verdes que se han retirado iban a gravar a las grandes superficies, a los envases de plástico y a las compañías de alquiler de coches y con ellos se preveía recaudar unos 58 millones de euros al año, según los datos remitidos en el plan de reequilibrio a Hacienda. “Hubiera sido mucho más sencillo subir el tramo autonómico del IRPF, pero hubiera afectado a todos los ciudadanos”, apuntó Bauzá, en clara alusión al aumento de la presión fiscal decretado en otras comunidades como el País Vasco o Cataluña.

El presidente balear, no obstante, quiso dejar claro que la suspensión de esos impuestos no se verá acompañada de nuevos estímulos fiscales, ya que, a su juicio, tendría un efecto contrario al deseado. “Nuestra prioridad sigue siendo la reducción del déficit y la consecución del equilibrio presupuestario para desendeudar a la economía balear”, remarcó. De hecho, el resto de medidas incluidas en el decreto se someterán a un profundo proceso de estudio, según remarcaron fuentes oficiales, para posteriormente ser incluidas en la ley autonómica de Presupuestos, cuya tramitación se inicia a finales de este mes.

Nueva financiación autonómica

Las reglas de la consolidación fiscal que ha marcado Hacienda fijan un marco asimétrico en el que las comunidades autónomas contarán con objetivos diferenciados. Baleares deberá cerrar este año con un desfase entre ingresos y gastos del 1,4% del PIB regional y del 1% en 2014. Una solución satisfactoria para el presidente balear, que defiende sin ambages el déficit asimétrico frente a otros barones regionales del PP, como el madrileño Ignacio González, claramente contrario.

A juicio de Bauzá, el sistema no puede ser igual para todos porque no parten del mismo punto de salida. “Tenemos un grave problema de financiación. El esfuerzo que cada comunidad tiene que hacer para cuadrar sus cuentas no es el mismo. Cada décima menos de déficit le supone a Baleares un ajuste de 26 millones, mientras que a Extremadura, con una población similar, le cuesta 14 millones”, apuntó. Por ello, defendió la puesta en marcha de objetivos diferenciados, tal y como sucede en el contexto de la Unión Europea. “No todos los países tienen las mismas metas ni la misma velocidad de ajuste”, precisó.

Uno de los ejes del programa de ajuste balear pasa por la reforma de la administración pública. La primera fase ya se ha culminado con un profundo adelgazamiento del sector público empresarial. “Hemos eliminado 113 sociedades en menos de dos años y ahora el objetivo pasa por hacer lo mismo en el Parlamento”, subrayó. La propuesta, que ha generado mucha polémica entre los grupos de la oposición, pasa por bajar de 59 a 41 diputados. “No es una medida cosmética. Solo con la supresión de esos 17 diputados se podrían generar ahorros cercanos a 12 millones”, subrayó.

El presidente balear defiende el turismo de calidad en las islas

El presidente del Gobierno de Baleares, José Ramón Bau zá, afirmó ayer en el Foro CincoDías que el turismo en la comunidad balear va por buen camino. El récord de pasajeros en los aeropuertos en el mes de agosto –Palma registró un total de 3,5 millones de viajeros mientras que Ibiza contabilizó 1,1 millones de visitantes– es uno de los indicadores de la tendencia positiva que pueden llevar a Baleares a pelear con Cataluña por ser la autonomía más visitada durante la temporada alta –de junio a septiembre–.

Por encima de estos datos, Bauzá destacó que Baleares es la comunidad autónoma con mayores expectativas de confianza empresarial. Este es uno de los aspectos que el presidente destacó de su gestión, al subrayar que el concepto de seguridad jurídica “ha cambiado por completo”, siempre haciendo hincapié en que su Ejecutivo no trabaja como lo hacían los anteriores, en clara alusión a los escándalos de corrupción que se vivieron durante el Gobierno de Jaume Matas y al desfase presupuestario del Gabinete del socialista Francesc Antich.

En esta línea, Bauzá señaló que se han eliminado muchos trámites burocráticos y trabas a la iniciativa empresarial privada. “Aho ra hay proyectos por cientos de millones de euros, ninguno está parado encima de una mesa”, aseveró. En este sentido, reiteró que existen en la actualidad multitud de proyectos para construir hoteles de cuatro y cinco estrellas en el archipiélago. El primero, un complejo hotelero de lujo en la zona de Capdepera –en Mallorca–, ya se encuentra en construcción.

Otros datos que avalan la buena salud del turismo en Baleares son el 89,3% de ocupación hotelera durante julio y el incremento de ventas en el comercio minorista en junio. También, señaló que se está trabajando para desestacionalizar el turismo, es decir para que la temporada turística dure todo el año y no solo se concentre en aproximadamente cinco meses.

En cuanto a la gestión de los tres aeropuertos del archipiélago, Bauzá defendió la creación de una autoridad aeroportuaria en la que trabajen “en una especie de consejo de administración”, algunas personas de su Gobierno junto a los miembros del gestor nacional Aena, ya que “es mucho más fácil verlo desde aquí, a pie de obra, que desde un despacho en un ministerio en Madrid”.

También afirmó que su Ejecutivo está trabajando para mejorar la gestión de los puertos de Baleares y se congratula por el éxito del último salón náutico internacional, “con un concepto diferente, mejor”.

Normas
Entra en El País para participar