Cartesian ultima una demanda contra BDO
Demetrio Carceller, presidente de Damm
Demetrio Carceller, presidente de Damm

Damm estima contar con el 40% de Pescanova para crear consejo

Damm hizo pública su propuesta de consejo el 15 de agosto

Pujará con Fernández Sousa y Cartesian por crear un nuevo consejo

El fondo estadounidense se querellará la semana próxima contra BDO

Grupo Damm, segundo mayor accionista de Pescanova, con el 6,2% del capital, calcula que su propuesta de consejo de administración para la compañía gallega, que presentará el jueves en Junta General Extraordinaria, cuenta con el apoyo del 40% del accionariado.

Damm, controlado por la familia Carceller, y participado en un 25% por el grupo Oekter –uno de los mayores conglomerados industriales familiares europeos– hizo pública su propuesta de consejo el pasado 15 de agosto, integrado por José Carceller, Luxempart, Iberfomento, Yago Méndez –todos ellos presentes en el anterior consejo de administración de Pescanova presidido por Manuel Fernández Sousa– y como consejeros independientes Juan Manuel Urgoiti, Luis Ángel Sánchez y Ángel Legarda.

 “Pensamos que tenemos más del 40% del apoyo del capital de Pescanova a nuestra propuesta”, aseguraron ayer fuentes cercanas a la empresa de Carceller, que sólo precisaron contar con el respaldo adicional del 3,7% de Carolina Massaveu, que declaró su participación en la compañía el mes pasado, además del 6,2% de Damm y el 5,8% de Luxempart. Las mismas fuentes subrayaron que en “ningún caso” apoyarán la propuesta de consejo que presente el fondo Cartesian (con el 5% de Pescanova), aliado con accionisas minoritarios representados por el despacho Cremades & Calvo-Sotelo con el 3%.

La propuesta de Cartesian y el despacho de abogados contempla el nombramiento de Baldomero Falcones, expresidente de FCC, como nuevo presidente de Pescanova, e incluye a cuatro abogados de Cremades-Calvo Sotelo en un consejo integrado por 13 miembros (ni en la propuesta de Cartesian ni en la de Damm figura el nombre de ninguna mujer).

En un comunicado enviado por el fondo estadounidense recogido por Ep, la firma solicitó que el consejo de administración de la empresa que surja de la junta de accionistas del jueves sea “independiente y suponga una ruptura total con el pasado” y llamó “a todos los miembros del actual consejo de la pesquera para que cedan su sitio a quienes no tienen absolutamente ninguna relación con el fraude” en la compañía. 

Manuel Fernández Sousa desvelará su propuesta de consejo de administración en el transcurso de la junta. El expresidente del grupo cuenta aproximadamente con un apoyo que representa aproximadamente el 15% del capital de la multinacional gallega (su 7,5%, el 3% del consejero Alfonso Paz Andrade y otros). Varios abogados que estarán presentes en la junta del jueves consideran probable que el bloque accionarial de Sousa vote a favor de la propuesta del fondo Cartesian.

En este sentido las fuentes consultadas recuerdan que Cartesian, cuya representación legal en España está depositada también en el despacho Cremades & Calvo Sotelo, ha sido el único accionista representativo de Pescanova que no se ha querellado contra Manuel Fernández Sousa. El despacho de abogados previsiblemente sí que presentará, la próxima semana, una demanda contra BDO, auditor del grupo gallego y cuya labor en la empresa también ha sido duramente criticada por el expresidente del grupo.

Los titulares de bonos de tres emisiones efectuadas por Pescanova que suman 450 millones de euros están llamados el martes en un hotel de Pontevedra a la celebración de una asamblea, convocada por BNP Paribas Securities Services en condición de comisario del sindicado de bonistas. Las emisiones se llevaron a cabo en los años 2010, 2011 y 2012; de acuerdo a los informes de KPMG y Deloitte sobre la situación de Pescanova, en los dos últimos ejercicios el grupo estaba ya en situación crítica. En la asamblea se informará sobre el estado de la compañía y se propondrán acciones legales.

Normas