Deloitte repasa la situación actual de todas las sociedades del grupo
Sede principal en Chapela (Redondela), en la ría de Vigo, de Pescanova.
Sede principal en Chapela (Redondela), en la ría de Vigo, de Pescanova.

Así está ahora Pescanova

La filial argentina logró en julio récord de facturación

Novapesca Trading debe a empresas del grupo 1.179 millones

Pescanova reclama 46 millones a la constructora de su fábrica en Portugal

El administrador concursal de Pescanova, Deloitte, incluye en su informe concursal presentado esta semana al juez un detallado estudio de la situación actual de las sociedades dependientes del grupo gallego. Gracias a la presencia de la consultora en medio mundo, Deloitte ha podido contar con el apoyo de sus oficinas en países latinoamericanos, europeos y africanos para auditar la situación de las filiales de Pescanova.

LANGOSTINO
Pescanova cuenta con cinco compañías dedicadas al cultivo y comercialización del langostino Vannamei, que entre los años 2007 y 2012 ha requerido de “fuertes inversiones”, de 142,7 millones. Se trata del mayor negocio del grupo en Latinoamérica.

Se dedican a esta actividad las filiales: Promarisco, con plantas en Ecuador, que acumula pérdidas hasta abril de este año y que tiene como principales acreedores a Cofides y al Ico, por 40 millones. Grupo Camanica, en Nicaragua, tiene una deuda de 54 millones que trata de refinanciar. Serviconsa, con tres granjas en Nicaragua, no requiere de financiación adicional. Nova Guatemala, en la que Pescanova ha invertido 29 millones, ha recibido ofertas de compra. Nova Honduras, tiene una deuda de 3,4 millones que se está tratando de refinanciar. 

Bajamar Séptima, con una planta en A Coruña y otra en Burgos, se dedica al procesamiento de langostinos y masa de pizza, cuenta con una deuda financiera de 58,6 millones y requiere de una fuerte inversión en stock a partir de agosto. Seabel, empresa adquirida por Pescanova en 2006 por 30 millones, con sede en Francia, dedicada a la elaboración y venta de productos del mar; su actividad se mantiene y los bancos le han dado plazo para mantener líneas de financiación hasta septiembre.

ACUICULTURA EN ESPAÑA Y PORTUGAL
Pescanova cuenta con tres compañías dedicadas al negocio de la acuicultura de rodaballo, desde su cultIvo hasta su venta. El grupo ha invertido en esta actividad 200 millones desde 2007, la mayoría en Acuinova Portugal. Las tres empresas son: Insuiña, con una deuda financiera de 36,8 millones; hasta julio ha estado en plena producción. Acuinova Portugal, la mayor planta de engorde de rodaballo de Europa, en la que Pescanova ha invertido 156 millones; los siniestros sufridos por las plantas (un parásito provocó una elevada mortalidad entre los alevines) han provocado daños de 97,3 millones y el grupo ha demandado a la constructora exigiendo 46 millones; requiere de un aplazamiento en el pago de su deuda.

ÁFRICA
Pescanova está presente en cuatro países africanos (Mozambique, Namibia, Angola y Sudáfrica) desde hace más de 20 años, donde cuenta con socios locales como gobiernos y bancos. Las empresas son: Novanam (Namibia), participado en un 49% por Pescanova, con 18 barcos y dos plantes de procesamiento, dedicada a la pesca y procesamiento de merluza; cuenta con una deuda financiera de 21 millones que en la actualidad se trata de refinanciar. Novagroup (Sudáfrica), controlada en un 92,5% por la filial de Pescanova Novapesca Trading, no requiere más financiación. En Mozambique Pescanova controla las sociedades Pescamar, Pescabom y Efripel, dedicadas a la pesca de langostino y gamba;tienen una deuda financiera de 28 millones; su actividad en la actualidad es menor de la esperada;ha firmado un acuerdo de stand still (capital más intereses) con la banca acreedora. En Angola Pescanova controla cuatro sociedades a través de su filial Novapesca Trading; se dedican a la pesca de gamba y cangrejo;su actividad ha caído por falta de financiación para combustible; Pescanova trabaja ahora en reducir su peso en Angola.

SUDAMÉRICA
Pescanova organiza su negocio en Sudamérica en cinco sociedades pesqueras y otras tres acuícolas situadas en Chile, Argentina, Brasil y Uruguay.

Las compañías con las que cuenta y su situación actual son: Argenova, que opera con 18 barcos, dedicada a la captura, procesamiento y comercialización de langostino, merluza negra y pota; sus principales mercados son España, Italia, Japón, EE UU y China; desde mayo de 2013 se encuentra en “concurso preventivo”, con una deuda financiera de 21,5 millones; a pesar de todo, en julio la empresa logró ventas de 14,5 millones de euros, la mayor cifra lograda nunca. Cuatro sociedades poteras dedicadas al alquiler de barcos propiedad de Argenova. 

Pesca Chile, opera con una flota de nueve barcos, la mayor flota chilena dedicada a la captura de pescado para consumo humano; la empresa procesa los pescados en los barcos; se encuentra en concurso desde mayo, instado por los bancos acreedores, principalmente HSBC; cuenta con una deuda financiera de 88 millones. Acuinova Chile, dedicada al cultivo, engorde y comercialización de tres especies de salmón;su mercado principal es Japón;la caída de los precios en el mercado de salmón ha reducido su facturación un 15% en 2012, hasta los 80,5 millones; cuenta con deuda con empresas del grupo por 41 millones y una deuda financiera de 59,3 millones; Deloitte advierte que los peces cultivados no han engordado lo suficiente. Nova Austral, dedicada al cultivo, engorde y venta de dos especies de salmón; tiene deudas con empresas del grupo por 52,6 millones y de 40 millones con entidades de crédito.

En Uruguay Pescanova opera a través de dos sociedades, Pesquerías Belnova y American Shipping. La primera se encuentra en plena campaña de pesca “operando de manera regular”, pero ha requerido financiación por un siniestro producido en su barco a finales de 2012. American Shipping se encuentra en causa de disolución, y es una empresa que no había formado parte del consolidado del grupo Pescanova hasta 2012; Deloitte advierte que es “una de las sociedades utilizadas para obtener desde España financiación de créditos documentarios sin transacciones reales”. 

Pescanova Brasil se dedica a la producción de tilapia para el mercado brasileño; se encuentra en concurso voluntario, pero se espera que la compañía logre equilibrar su balance a finales de año.

INDUSTRIAL
Pescanova cuenta con varios centros productivos en España dedicados a la producción de derivados del mar, como las varitas de merluza (Frinova), los palitos de cangrejo (Frivipesca), lomos de bacalo (Pescafina Bacalao) o el calamar entero (Fricatamar). Además cuenta con fábricas que son proveedoras de las empresas señaladas, como Hasenosa y Novaperú, que elaboran harina para rebozados y pasta de pota. También posee una empresa de congelación, Frigodís. En Irlanda se encuentra Eiranova, que produce camarón del mismo país.
Deloitte destaca las inversiones por 20 millones de euros realizadas por Frinova en los últimos cinco años y advierte que las empresas industriales de Pescanova requieren financiación para comprar materia prima, pero que tras el concurso de la matriz la desconfianza de los bancos está impidiendo la llegada de créditos. La consultora estima que son necesarios hasta final de año 7,2 millones.

COMERCIALIZADORAS NACIONALES
Pescanova comercializa sus productos a través de una estructura comercial situada en los países en los que se encuentra. Todas dependen de Pescanova SA y de Novapesca Trading.

En España, la principal empresa de Pescanova dedicada a esta labor es Pescanova Alimentación, con la mayor cuotra de mercado del sector. Sus principales clientes son Mercadona, Grupo IFA, Dia y Carrefour. Entre 2011 y 2012 sus ventas han aumentado un 14%, hasta los 192,3 millones; tiene una deuda financiera de 27,6 millones y otra con empresas del grupo por 23 millones.

 Otra de estas comercializadoras españolas es Pescafresca, dedicada a la distribución y venta de pescado fresco. Su primer cliente es Mercadona y en 2012 incrementó sus ventas un 2,2% hasta los 62 millones. Tiene una deuda a corto plazo con bancos de 10,5 millones y otra a corto plazo con empresas del grupo de 13 millones.

COMERCIALIZADORAS INTERNACIONALES

Pescanova cuenta con comercializadoras en EE UU, Grecia, Polonia, Portugal, Japón, Francia e Italia.

Pescanova USA tiene una deuda financiera de 38,2 millones de euros; no presenta problemas operativos.

Pescanova Portugal factura más de 50 millones al año, logrando en 2012 un incremento del 5,4%, hasta los 54 millones. La empresa prevé mejorar su negocio en los próximos meses.

Pescanova Francia ha facturado en los dos últimos ejercicios 40 millones de euros. Las deudas con bancos ascienden a cinco millones.

Pescanova Italia aumentó sus ventas en 2012 un 33% hasta los 29,3 millones, gracias a la comercialización de gambón. Las deudas con bancos ascienden a 6,2 millones.

Pescanova Hellas (Grecia), incrementó sus ventas en 2012 un 11% hasta los 19 millones, siendo Carrefour su primer cliente. Debe dos millones a entidades financieras.

Pescanova Polska (Polonia) factura cerca de seis millones al año; la cancelación de crédito por parte de Citibank reduce su capacidad de aprovisionamiento.

Pescanova Japan incrementó sus ventas en el país un 24% en 2012, hasta los 21,5 millones; Bank of Tokyo estudia cancelar los créditos a la empresa.


OTRAS
Pescanova es propietaria de la sociedad Novapesaca Italia, que arrienda dos embarcaciones aprovechando ventajas fiscales en el país;el grupo tiene previsto disolver la sociedad en 2014.
Pescafina es una sociedad dedicada al trading de productos del mar al mercado mayorista que factura más de 600 millones; se encuentra en concurso desde julio con una deuda financiera de 119 millones a corto plazo.

Acuinova Ayamonte se dedica a la cría de langostino y se encuentra ya en fase de liquidación.

 

NOVAPESCA TRADING

Novapesca Trading es una sociedad holding de Pescanova dedicada a dar apoyo financiero a las filiales del grupo. Sus ingresos proceden fundamentalmente de los intereses de ese apoyo crediticio a las empresas de la matriz. En abril de 2013, según el informe de la consultora Deloitte, la sociedad tiene una deuda con empresas del grupo de 1.179 millones de euros. “De acuerdo a con la información facilitada”, indica la consultora, “estos saldos se corresponden a financiación de circulante, fundamentalmente”.

El administrador concursal de Pescanova advierte que el grupo “ha utilizado esta sociedad para la regularización de diferencias de conciliación con empresas del grupo, ajustando las diferencias contra otras partidas del activo, como inmovilizado material por 73 millones en 2012 o con partidas de clientes que tampoco corresponden a operaciones reales por 138 millones de euros”. A través de esta empresa Pescanova también facturó servicios de “know how” a otras sociedades del grupo, principalmente a Argenova (en Argentina) y NovaPerú, a los que cobraba 38.000 y 14.000 euros al mes.


Normas