El volumen total supera los 238.300 millones con operaciones en todo el mundo
Dos usuarios manejan sus móviles ante los logotipos de Vodafone y Verizon.
Dos usuarios manejan sus móviles ante los logotipos de Vodafone y Verizon. REUTERS

Las ‘telecos’ registran su mayor oleada de fusiones en 13 años

Vodafone ha protagonizado la operación del año con la venta del 45% de Verizon Wireless

Las fusiones y compras en el sector de las telecomunicaciones están de moda. Parece que el dinero ha vuelto. Según las estimaciones realizadas por la firma Dealogic, el volumen de fusiones y adquisiciones en esta industria desde que empezó el año supera los 312.400 millones de dólares (cerca de 238.300 millones de euros), con un total de 645 operaciones. Es la mayor cifra desde 2000, cuando en el mismo periodo se superaron los 601.300 millones, en plena resaca de la burbuja del puntocom. En todo el año 2012, el volumen de fusiones y adquisiciones en el sector de las telecos rondó los 181.100 millones de dólares.

En este contexto, la mayor operación es la venta del 45% de Verizon Wireless, por parte de Vodafone a su socio Verizon, anunciada esta misma semana, que va a rondar los 130.000 millones de dólares. Es la segunda mayor operación corporativa de la historia del sector, sólo superada por la compra de la alemana Mannesmann, por parte de Vodafone.

También en EE UU, T-Mobile USA y MetroPCS completaron su integración, mientras que Softbank cerró la compra de Sprint, en una operación valorada en 21.600 millones de dólares.

Pero las adquisiciones se extienden por otros muchos países. Así, según Dealogic, las operaciones anunciadas en el Viejo Continente superan desde enero los 107.500 millones de dólares, muy por encima de los 38.900 millones registrados en el mismo periodo de 2012.

En Europa se han producido ya movimientos de relevancia. Entre ellos figura la compra de Virgin Media en Reino Unido por parte de Liberty Global, valorada en 25.130 millones de dólares, la opa anunciada por América Móvil sobre KPN, o la compra de la operadora alemana Kabel Deutschland por parte de Vodafone, en un acuerdo valorado en 13.990 millones.

El ranking de operaciones tiene presencia española. Así, Telefónica anunció un acuerdo a final de julio para adquirir E-Plus, filial alemana de KPN, por cerca de 10.690 millones de dólares. No acaban ahí sus movimientos. En junio anunció un acuerdo con Hutchison para la venta de su filial irlandesa O2 Ireland por 1.000 millones. Además, Telefónica vendió su negocio de banda ancha en Reino Unido a Sky.

Los movimientos también han llegado a Europa del Este. Así, en Rusia, VTB Bank adquirió Tele 2 Russia por 3.550 millones de dólares, mientras que en Ucrania, Group DF compró Inter Media Group, por 2.500 millones.

Y los movimientos no van a quedar ahí. De hecho, los rumores sobre posibles adquisiciones están proliferando en los últimos días, con especulaciones que apuntan a posibles operaciones corporativas que involucran a grupos como Telecom Italia y Vodafone. Según fuentes del mercado, el grupo británico utilizará parte de los fondos obtenidos en la venta del 45% de Verizon Wireless en adquisiciones para reforzar su posición en otros mercados.

A su vez, en el mercado no se descarta una irrupción en Europa del gigante AT&T, que busca nuevos mercados donde expandir sus negocios, hasta basados casi totalmente en EE UU.

El cuarto operador, amenazado

La consolidación en el sector de las telecos va a depender en buena medida de la predisposición de la Comisión Europea a facilitar las fusiones entre operadoras de un mismo país. Según distintas fuentes, del sector, la cuestión es saber si Bruselas permitirá la desaparición de actores en los distintos mercados.

Esta semana, el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, señaló que tres o cuatro operadores de red por país podría ser un número suficiente. Almunia dejó claro que no se permitirá que queden solo dos compañías de telefonía móvil en cada país.

De mantenerse esa tendencia, la fiebre de adquisiciones seguiría adelante, con la desaparición en más de un caso del cuarto operador de red. Este escenario, por ejemplo, es el que se mantiene en Irlanda y Alemania. Y es que Telefónica está vendiendo su filial irlandesa a Hutchison, que tiene presencia en el país; y al mismo tiempo su filial germana está en proceso de compra de E-Plus, la división teutona de KPN.

No serán los únicos ejemplos. La citada Hutchison también ha planteado la posibilidad de fusionar su filial sueca con otra de las operadoras nacionales, indicando que Suecia es un país con cuatro operadores de red y que tiene una población de solo nueve millones de habitantes. España también podría no quedarse al margen. De hecho, durante varios meses, TeliaSonera tuvo en venta su filial Yoigo, por la que mostró interés. Orange.

Los movimientos corporativos llegan a los fabricantes

La fiebre de adquisiciones en las telecos se ha extendido a los fabricantes. El movimiento más destacado es la compra del negocio de móviles de Nokia por parte de Microsoft, que pagará cerca de 7.192 millones de dólares. La propia Nokia cerró un acuerdo con Siemens para adquirir su 50% en Nokia Siemens Networks, por 2.212 millones. Y las puertas están abiertas a más movimientos. La compra de Blackberry es una de las opciones que se manejan en el mercado.

Normas