Se recrudece la guerra por dominar los dispositivos de muñeca
Paul Jacobs, presidente y consejero delegado de Qualcomm, durante la presentación de su reloj inteligente Toq en San Diego, California. Ver fotogalería
Paul Jacobs, presidente y consejero delegado de Qualcomm, durante la presentación de su reloj inteligente Toq en San Diego, California.

Qualcomm desembarca en los 'smartwatch' con su reloj Toq

El terminal, más limitado en funciones que el de Samsung, puede reproducir música y atender llamadas telefónicas y mensajes.

Si ayer fue Samsung si anunció su reloj inteligente Galaxy Gear, hoy ha sido el fabricante de chips Qualcomm quien ha desvelado su propia apuesta para hacerse un hueco en el negocio de los smartwatch. La compañía, cuyos procesadores dominan los mercados de los smartphones y de las tabletas, ha explicado que a finales de año empezará a vender su reloj inteligente Toq. Un terminal que puede reproducir música y atender llamadas telefónicas y mensajes.

Con este movimiento, la compañía se adentra poco a poco en nuevos negocios. Presente ya en el área de sanidad, como recuerda Reuters, ahora busca afianzar su posición en la electrónica de consumo. Al igual que Samsung, el fabricante de chips no avanzó el detalle preciso de cuál será el precio del reloj, pero Cnet ha avanzado que se venderá por unos 300 dólares (en torno a los 226 euros), en línea con los 299 dólares del Galaxy Gear, según apuntó ayer The Verge.

Qualcomm ha señalado que Toq llevará una pantalla de 1,5 pulgadas con resolución de 288 x 192 (inferior a la del equipo de Samsung, que es de 320 x 320) y funcionará con el sistema operativo Android. Lo que sí destacó el fabricante de chips es que la pantalla de su modelo podrá verse a plena luz del día y aunque haya mucho sol gracias a su tecnología Mirasol, que también se utiliza en libros electrónicos. El aparato, que lleva un procesador ARM Cortex M3 a 200 Mhz y se conecta a otros equipos por Bluetooth (no lleva Wifi), incorpora sonido estéreo, añadió Reuters.

Al igual que el Galaxy Gear lleva acelerómetro, lo que permitirá al usuario medir con el reloj su actividad física. Según explica Gizmodo, las funciones de Toq son más limitadas que el smartwatch de Samsung. El modelo del fabricante de chips podrá desplegar SMS, confirmar citas en el calendario, aceptar llamadas, pero no podrá hacer fotos ni navegar por internet.

El anuncio de Qualcomm deja claro que la guerra entre los grandes gigantes tecnológicos se va a extender de los smartphones y las tabletas a los smartwatch. Tras Sony, Pebble y alguna otra propuesta menos conocida, se suman ahora los modelos de Samsung, Qualcomm y pronto llegarán los de Apple, Google, Microsoft y LG. Y seguro que otros fabricantes chinos también se apuntan.

 

Normas