Crea una dirección de competitividad y otra de resultados
Carlos Ghosn, presidente de Renault, junto a su antigua mano derecha en la compañía, Carlos TAvares.
Carlos Ghosn, presidente de Renault, junto a su antigua mano derecha en la compañía, Carlos TAvares. REUTERS

Ghosn renueva la dirección de Renault tras la salida de su número dos

El presidente de la compañía francesa divide en dos cargos las atribuciones que hasta ahora desempeñaba el exdirector de operaciones y número dos de Renault, Carlos Tavares.

El presidente de Renault, Carlos Goshn, presentó hoy un proyecto de reorganización del grupo que divide las funciones atribuidas a quien hasta finales de agosto era el “número dos”, Carlos Tavares, en dos nuevos departamentos directivos.

Tavares dejó el pasado 29 de agosto su puesto como director general delegado de operaciones, y aunque la marca del rombo anunció que planeaba dedicarse a sus “proyectos personales”, este no ha disimulado posteriormente su interés en compañías como Ford o General Motors.

El proyecto de adaptación de la empresa presentado hoy por Ghosn en un seminario a 120 dirigentes del grupo, así como al Consejo de Administración, busca reforzar “los resultados industriales, comerciales y financieros”.

Las antiguas responsabilidades de Tavares quedan divididas en dos nuevas direcciones, una vinculada a la competitividad y otra a los resultados.

La dirección de la competitividad, según el comunicado, agrupará las direcciones de diseño de productos y programas, de ingeniería, compras, fabricación, cadena de suministro, calidad e informática.

Su misión será el refuerzo del desarrollo de una gama de productos “atractiva”, mejorar la competitividad de la oferta de productos, optimizar los costes, incrementar la calidad y mejorar la rentabilidad de los programas.

La dirección asociada a los resultados, que buscará mejorar la parte de mercado y el alza del crecimiento, agrupará la dirección de comercio y de márketing, y supervisará las actuaciones en Europa, África, Eurasia, América, Asia y el Pacífico.

Este plan, según se detalló, será analizado el próximo 9 de septiembre por el comité central de la empresa.

El pasado 26 de julio, Renault anunció que su beneficio neto semestral fue de 39 millones de euros, frente a los 746 millones registrados en junio de 2012.

Esta situación se justificó por las pérdidas ocasionadas por el término “de facto” de sus actividades en Irán y por los costes de su proceso de reestructuración en Francia, con lo que el resultado de explotación de la marca cayó hasta los 249 millones de euros de pérdidas, frente a los 519 millones de beneficio de hace un año.

Normas
Entra en El País para participar