En agosto se perdieron cerca de 100.000 cotizantes
Los secretarios de Estado de Empleo y Seguridad Social, Engracia Hidalgo y Tomás Burgos.
Los secretarios de Estado de Empleo y Seguridad Social, Engracia Hidalgo y Tomás Burgos.

El paro encadena seis meses de bajada, pero no logra tirar del empleo

El número de parados registrados cayó en agosto por primera vez en 13 años

Empleo destaca que es la caída más leve de la afiliación desde 2005

Agosto suele ser tradicionalmente malo en el mercado laboral, puesto que todos los contratos temporales que se firman con motivo de la temporada veraniega se suelen rescindir a finales de ese mes. Este año no ha sido una excepción, aunque los datos han sido mejores si se compara en la serie histórica. El número de parados registrados bajó por primera vez desde el 2000 y se ha situó en 4,69 millones, lo que supone una rebaja de 31 parados en tasa anual. En términos desestacionalizados (corregidos los efectos de calendario y de estacionalidad), la rebaja supera las 13.000 personas. Se trata del sexto mes consecutivo en el que el número de desempleados baja y es el clavo ardiendo al que se aferra el Ejecutivo para tratar de vislumbrar un cambio de tendencia. En ese período han salido de las listas del paro 342.000 personas, lo que fue calificado como un dato “esperanzador” por el ministro de Economía, Luis de Guindos.

El desempleo, la principal vulnerabilidad

“Ponen de manifiesto algo que ya se venía viendo, que hay una estabilización del mercado laboral, mucha menos destrucción de empleo, y a pesar de que la tarea que queda por delante es ingente, son datos esperanzadores”, remarcó en una entrevista en la Cadena Ser. Guindos, sin embargo, quiso alejarse del triunfalismo expresado por algunos miembros del PP sobre el mejor dato de empleo en 13 años. “Aún queda muchísimo por hacer. Este país tiene una lacra, que es una tasa de paro brutal, inaceptable desde todos los puntos de vista, que es la principal vulnerabilidad que tiene la economía española. Se lo digo yo que me paso todo el día tratando con eso que se llaman los mercados y los inversores”, añadió.

Empleo augura que se  generarán puestos de trabajo con un leve avance del PIB del 1%

De hecho, el menor número de parados no se ha traducido en un incremento del número de afiliados, tal y como recordó ayer el número tres del PSOE, Oscar López. En agosto se perdieron 99.000 cotizantes (15.000 en términos desestacionalizados) y el número de afiliados bajó hasta los 16,3 millones de personas. El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, quiso quitar hierro al dato al remarcar que siempre han sido malos durante este mes. “No se puede encontrar un agosto positivo en afiliación en toda la serie histórica. La variación de la afiliación de agosto de este año es la mejor desde 2005”, remarcó en la rueda de prensa en la que valoró los datos de paro registrado y afiliación. El ajuste anual de cotizantes ha bajado al 3,36%, el ritmo de destrucción más bajo de los últimos doce meses, e incluso en algunos sectores, como la hostelería, se han ganado afiliados entre agosto de 2012 y agosto de 2013. Burgos auguró que la ocupación seguirá subiendo peldaños a un ritmo “discreto”, pero “claramente orientado” a la recuperación.

El 94% de los contratos son temporales

En línea con la prudencia mostrada ayer por todos los portavoces del Ejecutivo, la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, tampoco quiso hacer previsiones a corto plazo sobre el mercado laboral, aunque remarcó que el paro lleva seis meses bajando (algo que no sucedía desde 1999) y que la subida del número de desempleados se ha atenuado hasta el 1,58%, el valor más bajo desde julio de 2007. Hidalgo aportó las claves que, a su juicio, pueden provocar una reactivación definitiva del mercado laboral. “Se ve algún indicio de salida de la crisis, pero el crecimiento y el crédito son dos condiciones básicas para que el empleo empiece a resurgir con fuerza”, aventuró la secretaria de Estado, quién recordó que la economía española, una vez puesta en marcha la reforma laboral, será capaz de crear empleo cuando el PIB crezca al 1% y no al 2%.

En la estadística, sin embargo, subyacen algunos datos que constatan el escaso éxito de algunas de las medidas puestas en marcha para acabar con la excesiva dualidad del mercado laboral español (mucha contratación temporal y poca indefinida). Los datos de agosto, lejos de frenar esa tendencia, la corroboran. Ese mes solo se firmaron 62.454 indefinidos de los 1,04 millones de contratos suscritos, apenas un 6% del total.

Hidalgo reconoció el fracaso, pero destacó el importante impulso que han adquirido el contrato de formación y aprendizaje (con un crecimiento del 70,6% entre enero y agosto), el contrato de prácticas (con un incremento anual del 20% en agosto) y el contrato de apoyo a emprendedores, que ya supone el 19,24% del conjunto de contratos indefinidos de su tipología.

El gasto en prestaciones cae un 6%

La reducción del número de parados en los Servicios Públicos de Empleo y la caída de desempleados con derecho a prestación (hay más de 1,8 millones que lleva más de dos años sin encontrar empleo) ha provocado que el gasto en prestaciones haya encadenado en julio el sexto mes consecutivo de caída. De los 2.720 millones que se gastaron en febrero para cubrir las prestaciones de los desempleados se ha pasado a 2.439 millones, lo que supone un ahorro mensual de 281 millones. El gasto medio por prestación también lleva seis meses consecutivos descendiendo en tasa mensual y anual. La media se situó en julio, último mes disponible, en 867 euros frente a los 916 euros registrados en febrero.

Los sindicatos lo achacan al “desánimo”

La lectura de los sindicatos sobre los datos de empleo no coincide con la del Ejecutivo. Desde UGT calificaron la situación de dramática, aunque apuntaron que el “ligero” descenso del paro registrado en agosto “es una buena noticia”. Detrás de esa mejoría se encuentra, en su opinión, “una situación de desánimo en la sociedad, ya que hay muchas personas que no van a registrarse como demandantes de empleo porque no tienen ningún tipo de expectativa”, apuntó ayer en un comunicado. En el último año, la población activa ha caído en 337.000 personas.

Desde CC OO advirtieron que la disminución del paro en agosto es coyuntural, por lo que pidieron al Gobierno “prudencia” porque hay una “intensa crisis de empleo”.

Normas
Entra en El País para participar