La empresa retrasa un mes el pago de intereses
Local de apuestas de Codere.
Local de apuestas de Codere.

Situación límite para Codere: tiene 15 días para evitar entrar en impago

La situación financiera de la empresa de juego Codere es extrema. La compañía ha retrasado 30 días el pago de los intereses de la deuda en dólares que debería abonar el 15 de agosto, utilizando un periodo de gracia permitido en los contratos, tras el cual entraría en situación de impago, según informa PriceWaterhouse, auditor de la compañía, en un informe remitido hoy a la CNMV.

S&P colocó a Codere en el rating CC, o default selectivo, por las dudas sobre el pago de estos intereses en dólares, y recalcó que “rebajaríamos el rating de Codere a D (último escalón de su tabla que significa imposibilidad de cobro) si la empresa no hace frente a la totalidad de sus actuales obligaciones de deuda”.

Como explica el auditor, "el incumplimiento en más de 30 días de la obligación de pago de intereses debidos constituiría un evento de “default” que transformaría en exigibles en su totalidad, los bonos emitidos por el Grupo". En consecuencia, Price ha advertido sobre el riesgo para la continuidad del negocio de Codere derivado de esta situación financiera. Si Codere no abona los intereses en plazo, también se le cerraría la línea de crédito de 98 millones firmada en junio que ha permitido a la empresa continuar con sus operaciones.

Para evitar esta situación, Codere, explica que está buscando liquidez pidiendo financiación adicional a proveedores de máquinas recreativas, vendiendo activos o iniciando una renegociación de la deuda "que podría potencialmente dar lugar a cambios contractuales que modifiquen la carga financiera de la compañía", es decir, una quita parcial.

La empresa achaca la difícil situación financiera a no renovación de un crédito en Argentina y a la reducción de los flujos de efectivo desde México, donde el 10% de las salas están paradas por problemas con los permisos municipales. Además, desde 2012 el grupo no puede repatriar fondos desde Argentina.

Los resultados del primer semestre, presentados junto con el informe del auditor, dibujan también un panorama extremadamente complicado. Los ingresos han caído un 3,9% y las pérdidas ascienden hasta 74,7 millones de euros. Como consecuencia de la acumulación de malos resultados, la empresa tiene un patrimonio neto negativo de 101 millones de euros.

Aunque la empresa salve el pago inmediato de intereses, a medio plazo la situación financiera también es estrecha. En 2015 le vence deuda por 760 millones de euros. Esta deuda cotiza a un 51% de su valor nominal, y quien la compre hoy obtendría un interés a vencimiento del 54% anual. En Bolsa, Codere cotiza hoy a 1,29 euros, tras caer un 69% desde los máximos del año.

En julio la junta de accionistas de la empresa, además de aprobar unas cuentas de 2012 que corregían dos errores contables y elevaron las pérdidas del año de 104,7 a 134 millones, rechazó una ampliación de capital de 5,5 millones propuesta por el consejo.

Normas