El viernes expira el plazo para evitar el impago

Codere da entrada al capital riesgo para refinanciar su deuda

La compañía reconoció a finales de mayo que no tiene dinero para saldar la deuda

Máquinas recreativas de un local de Codere.
Máquinas recreativas de un local de Codere.

A dos días de que finalice el plazo concedido a Codere para la refinanciación del crédito de 60 millones contraído con BBVA,Barclays yCredit Suisse la compañía reconoció ayer que se encontraba en conversaciones avanzadas con las entidades, según una nota enviada a la CNMV.
Pero mientras llega el esperado acuerdo los rumores que rodean a la compañía siguen su curso.

El último de ellos apunta a que la empresa de juegos y apuestas habría conseguido que dos fondos de capital riesgo le prestaran el dinero para escapar del default, a la espera de una confirmación oficial. Las condiciones derivadas de este posible pacto se desconocen.

Los títulos de la compañía, que ayer rozaron los 1,7 euros por acción, moderaron su repunte y cerraron con un revalorización del 1,9% hasta los 1,6 euros.Por su parte, los seguros de impago, que desde finales de mayo se encuentran en niveles históricos, volvieron a registrar un nuevo ascenso y se situaron al borde de los 4.000 puntos básicos, reflejo de las dudas que sigue despertando la compañía.

La noticia del interés de los hedge funds en Codere se produce una semana después de que el grupo anunciara que reformulaba sus cuentas a petición del regulador después de haber detectado dos errores en la contabilidad.Estos cambios supusieron un incremento de las pérdidas de la compañía controlada por la familia Sampedro en 30 millones, desde los 104,7 millones de euros comunicados el pasado mes de febrero, a los 134 millones.

Reestructuración de la deuda

Con una deuda de 1.200 millones de euros a cierre de 2012, y después de que Moody’s le rebajara la calificación a dos escalones por encima del impago, Codere decidió recurrir a los servicios de Perella Weinberg para sanear su balance.El grupo otorgó carta blanca a la firma, reconociendo así estar abiertos a cualquier alternativa desde la venta de activos hasta la salida a Bolsa de alguna de sus filiales como la mexicana.

De momento, los esfuerzos de la compañía para hacer frente a su deuda no han ido más allá del acuerdo alcanzado con el Banco Macro para ampliar cinco meses el vencimiento de un préstamo de 70 millones de pesos argentinos (10 millones de euros) y el pago de otros dos créditos por importe de 20 millones de euros.

Además del vencimiento de los 60 millones de euros el próximo 15 de junio, cuya refinanciación fue calificada de vital por la agencia de calificación, Codere tiene que desembolsar 30 millones para el pago semianual de sus títulos de deuda.Esto se produce en un momento de “liquidez estrecha” tal y como reconoció la empresa hace unas semanas en respuesta al cuestionario enviado por la CNMV.

Normas
Entra en El País para participar