Prevé un gran mercado de coches eléctricos en cinco años
Fábrica de Tesla en Palo Alto, California
Fábrica de Tesla en Palo Alto, California

Tesla quiere doblar producción en 2014 y sopesa fabricar en Europa

El fundador del fabricante de vehículos eléctricos, Elon Musk, vaticina que “empezaremos a ver cientos de miles de estos coches saliendo al mercado cada año” a medio plazo.

El fabricante de vehículos eléctricos Tesla Motors ya valora no solo extender su red comercial, sino también incrementar su capacidad de producción a otros continentes.

En una entrevista concedida a la agencia Bloomberg, su fundador y consejero delegado Elon Musk afirmaba que “a largo plazo podremos ver a Tesla estableciendo fábricas en Europa, en otras partes de Estados Unidos y en Asia”. “Dentro de cinco años tendremos disponible un mercado masivo de coches eléctricos”, declaró el multimillonario sudafricano: “empezaremos a ver cientos de miles de estos coches saliendo al mercado cada año”.

La compañía, por el momento, solo produce un vehículo, el Model S, del que en un inicio se fabricaban 400 unidades al día. Sin embargo, la creciente demanda de este coche, de un precio cercano a los 60.000 euros, ha llevado a incrementar la producción por encima de esa barrera, según el propio Musk. En el primer semestre se vendieron 10.500 unidades y el objetivo es llegar a las 21.000 a final de año.

El Model S, el coche más seguro hecho en EE UU

Si desde hace meses la berlina premium eléctrica de Tesla, el Model S, era ya una amenaza para los grandes fabricantes de automóviles, desde ahora puede serlo aún más. La Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Carretera de EE_UU, la NHTSA, calificaba con cinco estrellas todas las pruebas de seguridad realizadas, la mejor marca posible, estableciendo un récord como el coche con menos posibilidades de que sus ocupantes tengan lesiones graves en colisiones frontales, laterales y derrapes. En el primer caso se debe a una cuestión técnica, ya que al ser un coche 100% eléctrico no tiene en su parte frontal un gran motor de combustión, espacio que aprovecha para tener una zona mayor de absorción en caso de impacto. El centro de gravedad bajo, fruto de la ubicación de las baterías en el suelo del coche, también le da ventaja en caso de derrapes.

El Model S se fabricado en la planta de Tesla en Palo Alto, California, hogar de las principales compañías tecnológicas estadounidenses. Unas instalaciones de última generación donde trabajan 3.000 personas y con una capacidad de hasta 500.000 coches al año. Para principios de 2014 se prevé que empiecen a fabricarse las primeras unidades del Model X, un todocamino con los mismos principios que el Model S: 100% eléctrico, tecnología punta y gran autonomía. Con este nuevo coche, y una demanda de su primer vehículo, que el fundador de Tesla espera que se doble en 2014, la compañía quiere dar un paso de gigante en su expansión. Incluso ya ha registrado la patente de un posible nuevo vehículo: el Model E.

Es pronto para conocer los planes que tiene Musk sobre la localización de sus futuras fábricas. Pero lo que sí es cierto es que las plantas de producción de automóviles establecidas en España han recibido en los últimos dos años más inversiones que en ningún otro país del continente. Y para el segundo semestre se prevén nuevos anuncios.

Normas