El convenio para los trabajadores de mar entra en vigor en 43 países
Un carguero de mercancías en el puerto de Bilbao.
Un carguero de mercancías en el puerto de Bilbao.

Una nueva era para los marinos

“Hoy es 20 de agosto y este día marca un antes y un después para los trabajadores del mar.” Con esta frase ha comenzado Joaquín Nieto, director de la Organización Internacional del Trabajo en España, la rueda de prensa por la entrada en vigor del convenio para los asalariados del transporte marítimo.

El centro de trabajo de los asalariados del mar es también su residencia. Por ello, se garantizan con este pacto no solo los derechos de 1,5 millones de marinos en el mundo, 13.000 en España, sino también sus condiciones de vida. Extiende además la definición de gente de mar a toda persona que habitualmente trabaje en un navío, ya sea cocinero o comandante, con lo que suman 60.000 trabajadores españoles los afectados por el acuerdo. Ni los pescadores, ni los empleados de salvamento marítimo están incluidos.

Manuel Domínguez, representante de UGT, ha recalcado que gracias al convenio, cuyas siglas en inglés son MLC, el trabajador de mar podrá plantear sus quejas a bordo y el jefe de la tripulación, resolverlas sin que la administración correspondiente intermedie en el asunto. Ha advertido, de paso, sobre el gran número de acosos laborales y sexuales que se registran.

Además de redundar en la protección de los asalariados, el MLC pretende evitar el dumping social, o la competencia desleal provocada por la existencia de legislaciones laborales desiguales. En este sentido, el convenio establece que será el país de la bandera del navío quien certifique que el buque cumple los requisitos estipulados por la norma internacional. Según Manuel Carlier, director de la Asociación de Navieros Españoles, será la primera prueba de un navío a su entrada en un puerto. No obstante, cualquier puerto podrá inspeccionar cualquier barco cuya bandera haya o no ratificado el convenio.

El pacto, diseñado en 2006, estipuló que se haría efectivo un año después de que al menos 30 estados miembros de la OIT lo hubieran ratificado. Esto ocurrió hace un año, el 20 de agosto de 2012, y a día de hoy, ya se han adherido 43 países que representan el 75% de la flota mercante mundial, según el organismo.

“Bajar salarios no es la vía para salir de la crisis”

El director de la Organización Internacional del Trabajo en España, Joaquín Nieto, afirmó ayer que la bajada de los sueldos, tal y como propuso el Fondo Monetario Internacional hace unas semanas, “no es la vía para salir de la crisis”. En la rueda de prensa, Nieto explicó que “bajar los salarios no ha contribuido a relanzar la economía, sino a estancarla más”.

En cuanto a las declaraciones que hizo el lunes, el presidente de la patronal de la CEOE, Juan Rosell, en las que instaba a reducir los “privilegios” de la contratación indefinida y trasladarlos a la contratación temporal, la OIT no se pronunció al respecto por considerar que se trata de una simple reflexión. Pero instó a las administraciones a que garanticen la voluntad del trabajador ante un cambio en los tipos de contratos.


Normas