Presupuestos del Ministerio de Empleo
La ministra de Empleo, Fátima Báñez.
La ministra de Empleo, Fátima Báñez.

Bañez no descarta pedir otro crédito para pagar el desempleo

El portavoz económico de UPyD expresó su preocupación por el hecho de que solo en los tres primeros meses del año la cifra de parados ha obligado a consumir ya casi un tercio del presupuesto de todo el año

El Gobierno asegura que el pago de las prestaciones por desempleo está “garantizada” ya que, en caso de quedarse corta la asignación consignada a este fin en los Presupuestos Generales del Estado de 2013, la Ley General Presupuestaria autoriza a financiar esta partida recurriendo al crédito.

Así consta en una respuesta al portavoz económico de UPyD en el Congreso, Álvaro Anchuelo, quien hace unos meses expresó al Ejecutivo su preocupación ante la posibilidad de que la reducción del 6,3% en la dotación a las prestaciones por desempleo y el aumento del paro dejara “exhaustas” las arcas del Servicio Público de Empleo. “Sólo en los tres primeros meses del año la cifra de parados ha obligado a consumir ya casi un tercio del presupuesto de todo el año”, argumentaba Anchuelo.

En su respuesta, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Ministerio de Empleo recuerda que los créditos para las prestaciones por desempleo “son ampliables”, tal y como determina la Ley General Presupuestaria y las cuentas anuales que aprueban las Cortes. “En caso de ser necesario se procederá a tramitar el oportuno expediente de ampliación de crédito para dotar las prestaciones por desempleo en el importe correspondiente. Si el crédito asignado para cubrir (la protección por desempleo) resulta insuficiente se recurrirá a la ampliación de ese crédito. Así, el pago de las prestaciones por desempleo se encuentra garantizado en los términos que la normativa reguladora de las mismas especifique, con independencia de su dotación inicial”, insiste.

Gastos e ingresos

La ejecución presupuestaria de la Seguridad Social hasta junio muestra como los ingresos por cotizaciones sociales han caído un 2,40%, mientras que el gasto por el pago de las pensiones ha subido un 4,89% en la primera mitad del año.

Normas