Ganó 67 millones en el primer semestre
Refinería  construida por Técnicas Reunidas en Arabia Saudí
Refinería construida por Técnicas Reunidas en Arabia Saudí

Técnicas Reunidas se hace con un contrato de 750 millones en Argelia

La empresa informó de que cerró el primer semestre del año con una cartera de pedidos récord, llegando a 7.005 millones de euros, un 13% más que en el mismo periodo de 2012.

La ingeniería española Técnicas Reunidas ha ganado un contrato de 1.000 millones de dólares, unos 753 millones de euros al cambio actual, para la construcción de una planta de procesamiento de gas natural en Argelia, según avanzó ayer la agencia Bloomberg. La compañía declinó hacer comentarios sobre esta operación.

La citada agencia detalla que la compañía competía con la británica Petrofac y con la japonesa JGC para llevar a cabo un proyecto en el que tendrá que diseñar y fabricar las instalaciones. Estas tendrían una capacidad para producir 13 millones de metros cúbicos de combustible al día, estaría ubicada en la región de Tuat, una inmensa extensión desértica ubicada en el centro del país, y que podría albergar en su subsuelo hasta 68.500 millones de metros cúbicos de gas natural y 8.500 millones de gas condensado. La refinería es propiedad de una joint venture que forman GDF Suez y Sonatrac.

Sin embargo, la noticia, que coincidió con la presentación de resultados del primer semestre, no ayudó a mejorar el rendimiento de las acciones de la compañía en el Ibex 35, que cerraron la sesión de ayer con una caída del 6,99%, siendo el valor que más retrocedió en el parqué en toda la jornada. Su acción, en 34,2 euros, ha perdido todo lo avanzado en el último mes, y está un 2,5% por debajo de como empezó el año.

Beneficios y cartera récord

La caída de la acción tampoco tiene su origen en unos resultados especialmente negativos. Todo lo contrario. Técnicas Reunidas mejoró su beneficio neto en el semestre en un 6%, con 67 millones de euros, gracias al incremento de las ventas fruto de los proyectos adjudicados en 2012.

También mejoró sus ingresos, alcanzando los 1.394 millones, un 9,5% más, mientras que el ebitda creció un 1,8%, hasta los 77,6 millones. Por negocios, los ingresos de la actividad del área de petróleo y gas aumentaron un 18%, hasta los 1.276 millones, y supone el 91 % de las ventas de la empresa. Frente a la buena evolución de esta división, cayeron los ingresos del área de generación de energía, un 50,6% hasta los 39,8 millones, y de infraestructuras e industrias, un 29,7%, hasta los 78,2 millones.

Además, la empresa informó de que cerró el primer semestre del año con una cartera de pedidos récord, llegando a 7.005 millones de euros, un 13% más que en el mismo periodo de 2012. La cifra de adjudicaciones del segundo trimestre de 2013 fue de 1.164 millones de euros, destacando en la primera mitad del año el proyecto Socar_en Turquía, que necesitará una inversión total de 2.780 millones de euros, de los que 850 corresponderán a la empresa española.

Junto a ella participan la italiana Saipem, la surcoreana GS Engineering & Construction y la japonesa Itochu. La ejecución del contrato tiene un plazo de 49 meses y se trata de una refinería con una capacidad anual de procesamiento de petróleo crudo de 10 millones de toneladas. El otro proyecto de calado es el de la construcción de una refinería en Amberes, Bélgica, por encargo de la petrolera francesa Total y valorado en unos 300 millones de euros. A 30 de junio de 2013, la posición neta de tesorería de la empresa era de 611 millones, un 11,2% inferior a la caja de junio 2012.

Normas