Eleva un 31% su beneficio semestral, hasta los 759 millones
Trabajos de construcción de un Airbus A380 en Hamburgo.
Trabajos de construcción de un Airbus A380 en Hamburgo.

EADS pasa a llamarse Airbus y agrupa en una división la defensa y el espacio

El grupo europeo EADS anunció hoy un cambio de nombre para adoptar el de Airbus, su principal filial, así como la agrupación en una sola división de todos sus negocios de aviones militares (Airbus Military), espacio (Astrium) y defensa (Cassidian).

Esta reorganización estratégica, presentada con ocasión de la publicación de sus resultados semestrales, pretende responder a “la evolución del mercado”, esencialmente la reducción de los presupuestos de defensa y de espacio de los países occidentales, que son sus principales clientes.

Su objetivo, destacó la compañía en un comunicado es “optimizar el acceso al mercado, reducir los costos y, globalmente, mejorar la competitividad”, así como dar “una mejor visibilidad” al que es el líder europeo de esos sectores.

La nueva división se llamará Airbus Defence & Space, agrupará a unos 45.000 empleados y tendrá una facturación de unos 14.000 millones de euros. Su sede estará en Múnich, en Alemania, y su presidente será el alemán Bernhard Gerwert.

Tendrá cuatro ramas, una con los aviones militares dirigida por el español Domingo Ureña (que era el responsable de Airbus Military), otra de sistemas espaciales comandada por el francés François Auque (hasta ahora al frente de Astrium), otra de sistemas de seguridad, inteligencia y comunicación dirigida por Evert Dudok y la última de equipamiento con Thomas Müller al frente.

Además, Julian Whitehead será el director financiero de este reagrupamiento, en espera de otros nombramientos que se darán a conocer en septiembre y octubre.

El presidente de EADS, Tom Enders, se esforzó en asegurar que los cambios desvelados hoy son “una evolución y no una revolución” porque constituye “una etapa lógica en el desarrollo” de la empresa.

En primer lugar -precisó Enders- se reafirma “el predominio de la aviación comercial” al adoptar el nombre de Airbus -mucho más conocido que EADS- para todo el grupo y se reestructura y reorientan los negocios de espacio y defensa “para reducir los costos, mejorar la rentabilidad y posicionarnos mejor en el mercado”.

“El cambio de nombre simplemente coloca el conjunto de la empresa bajo la égida de nuestra mejor marca que simboliza la internacionalización, la innovación y la integración, así como dos tercios de nuestra facturación”, señaló el presidenteEADS tuvo 759 millones de euros de beneficios en el primer semestre, un aumento del 31 % respecto al mismo periodo de 2012 que se explica esencialmente por los buenos resultados de su división de aviones civiles Airbus, para la que el grupo europeo revisó sus perspectivas de 2013 al alza.

Beneficios
Los beneficios subieron pese a un impacto negativo de la variación de tipos de cambio que tuvo un impacto negativo de 170 millones de euros, explicó hoy EADS en un comunicado. El resultado bruto operativo (EBITDA) se incrementó un 21% a 2.359 millones y el EBIT un 40 % hasta 1.483 millones, y eso pese a 136 millones de cargas excepcionales por Airbus, de los cuales 28 millones para las reparaciones de las fisuras detectadas en sus aviones gigantes A380. La facturación, por su parte, progresó un 6% a 26.332 millones de euros.

Por divisiones, los ingresos de Airbus subieron un 8 % hasta 18.924 millones, de los cuales 18.235 millones correspondieron a sus aviones comerciales (+8%) y 1.067 millones a los militares englobados en Airbus Military (+27%).

Airbus representó 1.093 millones de euros del EBIT total de la compañía gracias a un alza del 94%, con 10 millones para Airbus Military. La filial de helicópteros Eurocopter sufrió una caída de su volumen de negocios del 7 % a 2.584 millones de euros y un bajón del 35 % de su EBIT a 128 millones.

El negocio de satélites Astrium facturó 2.808 millones de euros (+6%) con un EBIT a la baja del 5% con 123 millones. La división de defensa Cassidian logró una cifra de negocios de 2.286 millones de euros (+5%) y un EBIT de 86 millones (+6%).

La sede de la empresa y los efectos de consolidación restaron 475 millones de euros de ingresos (habían sido -540 millones en la primera mitad de 2012) pero aportaron 51 millones de EBIT (habían sido 92 millones un año antes.

A la vista de lo sucedido entre enero y junio, EADS elevó sus perspectivas de encargos de aviones civiles para Airbus en el conjunto de 2013, que deberían estar entre 600 y 610.

Advirtió de que las fisuras en el A380 le costarán en el conjunto del año 85 millones de euros, teniendo en cuenta que espera entregar a sus clientes 25 de estas aeronaves.

También aludió a “cargas potenciales vinculadas al programa” de su nuevo avión A350, que no cifró. En cualquier caso previno de que “el programa del A350 sigue siendo muy ambicioso. Cualquier modificación del calendario podría tener un impacto creciente sobre las previsiones”.

Teniendo en cuenta esos elementos, confía en obtener un “crecimiento moderado” de su facturación y un flujo de tesorería disponible “equilibrado” una vez asumidas las financiaciones de los clientes y antes de las adquisiciones.

Normas