El grupo italiano gana 466 millones, un 7% menos
Sergio Marchionne, consejero delegado de Fiat, junto al presidente de la corporación, John Elkann.
Sergio Marchionne, consejero delegado de Fiat, junto al presidente de la corporación, John Elkann. REUTERS

Chrysler soporta el beneficio de Fiat en el primer semestre

Sin la aportación de Chrysler, la empresa italiana habría cerrado la primera mitad de 2013 con unas pérdidas de 482 millones de euros.

El grupo automovilístico italiano Fiat cerró el primer semestre del año con un beneficio neto de 466 millones de euros, lo que supone una reducción del 7% respecto al mismo período de 2012, según datos difundidos este martes por la empresa.

Las ganancias de Fiat se apoyan en su participada Chrysler, donde ostenta el 68,5% del capital. De hecho, sin incluir la aportación de Chrysler, la empresa italiana habría cerrado la primera mitad de 2013 con unas pérdidas de 482 millones de euros.

Con todo, la multinacional con sede en Turín mejoró sensiblemente sus resultados en el segundo trimestre del año, en el que el beneficio neto se disparó un 82% y alcanzó 435 millones de euros. No obstante, sin Chrysler los 'números rojos' suman 247 millones.

Además, el grupo redujo su deuda industrial neta hasta situarla en 6.700 millones de euros a 30 de junio de 2013, 400 millones menos de la contabilizada a 31 de marzo del presente ejercicio.

Fiat vendió en todo el mundo 2,17 millones de automóviles en los seis primeros meses de este año, lo que implica un crecimiento del 2,4% respecto al mismo período de 2012. En el segundo trimestre, el incremento fue del 5%, con 1,15 millones de unidades, pese a la caída de los mercados de Europa e Italia.

La cifra de negocio de la corporación se elevó a 42.082 millones de euros entre los pasados meses de enero y junio, un 0,8% más, mientras que los ingresos correspondientes al segundo trimestre subieron un 4%, con 22.325 millones de euros.

La empresa ha confirmado los objetivos financieros para 2013, ejercicio en el que espera alcanzar un beneficio neto de entre 1.200 y 1.500 millones de euros y unos ingresos de entre 88.000 y 92.000 millones de euros, con una deuda industrial neta inferior a 7.000 millones.

Normas