Las claves del mercado laboral
Una trabajadora del gremio de la joyería.
Una trabajadora del gremio de la joyería. EFE

EPA: resumen ejecutivo

Más empleo del esperado y un notable descenso del paro debido a los nuevos puestos de empleo generados y a otros dos factores: la marcha de un buen número de trabajadores de España y el efecto desánimo que hace que quienes buscan empleo y no lo encuentran abandonen esta tarea. Este es el resumen del comportamiento del mercado laboral en el segundo trimestre; pero hay otras claves que ahondan en lo que ha ocurrido. Son estas:

1. La economía española generó 149.900 empleos entre abril y junio, frente a los 100.000 que esperaban la mayoría de los analistas. Esta fuerte generación de puestos de trabajo hizo que el paro se redujera en 225.000 personas, ya que además de los nuevos ocupados otras 76.000 personas dejaron de ser activos (esto es dejaron de buscar un empleo o abandonaron España).

2. Con todo lo anterior, el número total de desempleados descendió de los seis millones de personas, donde se había situado en el último trimestre de 2012, batiendo todos los récord de la economía española. Y la tasa de paro desciede también casi un punto hasta el 26,2%.

3. El ritmo anual de destrucción del paro, que es el indicador que ofrece la EPA que mejor refleja la marcha del mercado se ha reducido un punto, respecto al trimestre anterior, pasando del 4,5% al 3,6%.

4. La reducción del número de activos obedeció fundamentalmente a la marcha de España de inmigrantes en edad de trabajar. Este colectivo se redujo en 82.400 personas en el segundo trimestre mientras que, por el contrario, entre el colectivo de españoles, el número de activos aumentó en 6.300 personas.

5. La práctica totalidad del empleo generado se produjo en el sector privado, con 151.600 ocupados más entre abril y junio, frente a una leve pérdida de 2.600 trabajadores del sector público.

6. El sector servicios y en mucha menor medida la agricultura acapararon todos los nuevos puestos de trabajo creados en el segundo trimestre, con 154.800 y 37.500 ocupados más, respectivamente. Por el contrario, la mala noticia viene de los sectores de la construcción, destruyó 26.500 empleos y la industria, que recortó otros 16.800 puestos de trabajo.

7. En contra de lo que venía ocurriendo en los últimos trimestres, los hombres concentraron la mayoría de la creación de empleo y el descenso del paro. En concreto, siete de cada diez nuevos ocupados fueron varones, al igual que el 71% de los que abandonaron la situación de desempleados.

8. Tres de cada cuatro nuevos ocupados es asalariado (11.900) mientras que hubo 37.000 fueron autónomos. Entre estos últimos crecieron más aquellos que tienen asalariados a su cargo.

9. Todos los nuevos ocupados tienen contrato temporal (162.200 nuevos evuentuales), mientras que el colectivo de los trabajadores indefinidos destruyó 50.400 empleos.

10. La mayoría del empleo generado fue con jornadas reducidas (92.600 nuevos trabajadores a tiempo parcial frente a 56.400 con jornada completa). De hecho, este tipo de empleo a media jornada registra ya cifras positivas en términos anuales, ya que en los últimos doce meses se han creado 153.900 ocupados a tiempo parcial, un 6% más, en comparación de una destrucción de 787.400 empleos de jornada completa en el último año.

11. Estos datos se tradujeron en buenas noticias para los hogares. Las familias con todos sus miembros en paro se redujeron en 84.900 y aquellas donde todos tienen empleo aumentaron en 122.500.

12. Ocho comunidades autónomas generaron empleo entre abril y mayo, con las Islas Baleares a la cabeza al registrar un incremento del empleo del 16,1% respecto al trimestre anterior. En el lado opuesto se sitúa Canarias, con una destrucción de ocupación del 9% en el trimestre.

Normas
Entra en El País para participar