Solo quedan cinco cadáveres sin identificar
Restos del tren siniestrado Ver fotogalería
Restos del tren siniestrado REUTERS

La policía reduce a 78 la cifra de fallecidos en el accidente de tren en Santiago de Compostela

Se baraja el exceso de velocidad al tomar una curva entre las causas del accidente

Santiago de Compostela

La cifra de fallecidos en el accidente de tren del pasado miércoles en Santiago de Compostela es actualmente de 78, de las que cinco están sin identificar, ha determinado la identificación llevada a cabo por la Policía Científica.

Así lo ha informado el comisario jefe de la Unidad Central de la Unidad Central de Coordinación de Policía Científica, Antonio del Amo, durante una rueda de prensa en la que ofrecido detalles sobre los avances en la identificación de los cadáveres.

Del Amo ha precisado que, aunque ayer se informó de 80 fallecidos, por ahora son 78, ya que se trata de una labor compleja en la que se pueden considerar algunos restos humanos como de diferentes personas pero finalmente determinarse que pertenecen a una sola.

El convoy que cubría la línea del Alvia Madrid-Ferrol descarriló a su entrada en la estación de Santiago de Compostela, en la parroquia de Angrois, a las 20.41 horas del miércoles.

Mientras, la zona próxima a Santiago en la que tuvo lugar el accidente ferroviario ha comenzado a recuperar la normalidad en la mañana de este viernes con el paso de los primeros trenes por la vía 2, abierta el tráfico. La vía 1, en la que ocurrió el descarrilamiento, prosigue cerrada y se prevé que sea abierta este sábado.

Durante las primeras horas -hasta las 12.00 horas- han pasado por la zona cuatro trenes. Dos convoyes convencionales lo hicieron a primera hora de la mañana y un tercero salió de Santiago poco antes de las 11.00 horas.

Por su parte, el primer tren de alta velocidad que llegó a Compostela desde el accidente, que salió de Ourense a las 9.30 horas, circuló por la zona próxima del descarrilamiento poco después de las 10.00 horas.

En las vías continúa el trabajo de los operarios para la retirada de los restos del tren. En la zona todavía quedan las dos locomotoras -de cola y de cabeza- y un vagón.

La presencia de operarios trabajando entre las vías ha hecho que los trenes que han pasado por la zona lo hayan hecho a una velocidad muy reducida e, incluso, se han parado en alguna ocasión.

Sobre las 10.00 horas ha llegado al lugar donde se desarrollan las labores, el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, acompañado de la ministra de Fomento, Ana Pastor, para supervisar durante una media hora la evolución de las tareas.

 

Normas