La tasa de desempleo seguirá en el 27% hasta finales de 2014

Alerta de la OCDE: el paro en España puede hacerse estructural

La tasa de desempleo de larga duración ha pasado del 20 al 47% durante la crisis

Dos de cada diez jóvenes entre 15 y 24 años en España ni estudia ni trabaja

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, durante una conferencia sobre la economía global organizada por el Fórum Nueva Economía, que pronunció, ayer lunes, en Madrid.
El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, durante una conferencia sobre la economía global organizada por el Fórum Nueva Economía, que pronunció, ayer lunes, en Madrid. EFE

Casi la mitad de los más de seis millones de parados que existen en España llevan desempleados más de un año. Son los conocidos en el sector del mercado laboral como parados de larga duración;_y la OCDE acaba de alertar en su último informe sobre perspectivas laborales en el mundo del grave riesgo que corre España de convertir en paro estructural (el inherente a una determinada economía, que no se reduce), una buena parte de este desempleo de larga duración.

 En concreto, el informe Employment Outlook 2013 que ha elaborado la organización que agrupa a la treintena de países más desarrollados del mundo, advierte en su capítulo dedicado a España que en 2007, antes de empezar la crisis, del total de desempleados que había entonces, un 20% llevaban más de un año desempleados. A finales del pasado año, este porcentaje era del 47% del total de parados, según los datos oficiales.

“Este enorme incremento es un motivo de preocupación ya que será más difícil para estos desempleados volver a encontrar trabajo, ya que pueden depreciarse sus habilidades y perder motivación, conllevando un incremento en el desempleo estructural que sería difícil de deshacer”, indican los técnicos de la OCDE.

 A esto, la organización añade la preocupación de que este colectivo pase a engrosar también la cifra de inactivos, dado que el número de parados que desiste en su búsqueda de empleo una vez transcurrido mucho tiempo en paro también aumenta. En este punto, la OCDE cita también su preocupación por el aumento en España de los conocidos como ni-ni (jóvenes que ni estudian ni trabajan), que son cerca del 20% de aquellos de entre 15 y 24 años, la tasa más alta de este grupo de países.

En este sentido, el informe se queja de que en España el descenso del empleo juvenil en 21 puntos porcentuales durante la crisis, no se ha trasladado en un aumento de las matriculaciones escolares y formativas con la misma intensidad que en otros países de este organismo.

Todo ello hace pensar a los técnicos de la OCDE que la tasa de paro de España seguirá en el entorno del 27% hasta finales de 2014.

Normas