Guindos dice que no y los expertos discrepan

¿Influye el caso Bárcenas en el mercado?

Luis Bárcenas entra en su coche tras una de sus declaraciones ante el juez.
Luis Bárcenas entra en su coche tras una de sus declaraciones ante el juez.

El caso Bárcenas sube de temperatura. Las últimas revelaciones en torno a la supuesta financiación ilegal del Partido Popular, entre ellas algunos mensajes telefónicos entre el extesorero Luis Bárcenas y el propio presidente del Gobierno Mariano Rajoy, han encendido más si cabe el debate sobre la corrupción política en España. Pero, ¿acabará influyendo este escándalo al mercado español? El ministro de Economía, Luis de Guindos, salió al paso y aseguró hoy que el caso Bárcenas no afecta a la percepción que puedan tener los inversores internacionales sobre España. Sin embargo, discrepan algunos analistas, que tampoco se ponen del todo de acuerdo en sus valoraciones.

Desde Link Securities comentan que la estabilidad política que otorga la mayoría absoluta del PP es sin duda un elemento tranquilizador. Sin embargo, el principal activo con el que contaba la economía española empieza a cuestionarse a raíz de los últimos rumores que apuntan a una posible contabilidad B del partido gobernante. Aunque todavía es pronto para medir sus consecuencias, esta firma y también Bankinter creen que el “ruido” que estos turbios asuntos introducen en el mercado empieza a preocupar.

En un entorno como el actual en el que los países de la periferia se enfrentan a un panorama político incierto, la implicación del partido gobernante de España en un escándalo como el caso Bárcenas añade más incertidumbre. Pero de ahí a que el mercado esté descontando una situación de estrés todavía queda un largo camino, según indican fuentes del mercado.

De hecho, los analistas coinciden en que los descensos registrados en Bolsa la semana pasada no tienen su justificación en problemas de política interna, sino que más bien se deben a la reacción a las reformas del Ejecutivo (reforma eléctrica) y sobre todo a los bancos centrales y a la inestabilidad vivida en Portugal. La crisis que azota al país luso, el cual dispone hasta el próximo 21 para llegar a un “pacto de Estado” o “gobierno de salvación nacional”, es sin lugar a dudas uno de los grandes focos de tensión. Tan solo basta con echar un vistazo a la evolución sufrida por la deuda portuguesa a una década. En apenas tres días el bono a 10 años pasó del 6,7% al 7,5%, nivel que conserva este lunes.

Además de Portugal, donde el partido socialista pide una negociación de las condiciones del rescate, el otro asunto que ha pasado factura a los mercados es la rebaja del 'rating' a Italia. Con estos temas como telón de fondo, el caso Bárcenas queda relegado a un tercer plano. No obstante, los analistas creen que conforme se vayan desvelando nuevos datos y si la implicación del actual Gobierno en los asuntos de corrupción llega a más, los inversores reaccionarán. Pero de momento es demasiado pronto para sacar una conclusión y ni la renta fija ni la variable están descontando unas elecciones anticipadas.

Daniel Pigarrón, de IG Markets, considera que hasta ahora todo lo que rodea al caso Barcenas “ha tenido un impacto muy moderado, casi imperceptible” en la Bolsa y en la deuda española porque ha quedado "disfrazado" por los problemas políticos procedentes de otros países como Grecia o Portugal. “Sobre todo Portugal es el que ha tensionado la prima de riesgo española en los últimos días”, apunta. Pero tiene claro que el caso Bárcenas “sí tendrá un efecto a corto plazo” y, de hecho, lo que diga hoy el extesorero del PP al juez Ruz (le ha citado de nuevo a declarar) “puede tener un reflejo claro” en los mercados. “El potencial de causar un efecto muy claro en el mercado está ahí”, asevera.

Pingarrón argumenta que “todo lo que sea inestabilidad política los mercados lo recogen de manera abrupta”. Valgan como ejemplos lo ocurrido en Portugal cuando han dimitido ministros importantes (se disparó el riesgo país) o lo acontecido en Italia tras las elecciones que dejaban al país en una situación de ingobernabilidad (presionó a la prima de riesgo italiana y se temía un efecto contagio a España). “El componente político es lo que más cotiza en los mercados, junto a la política de los bancos centrales”, incide el experto.

Por su parte, Daniel Álvarez, de XTB, piensa que “toda esta situación afecta más directamente a los inversores nacionales en el corto plazo y levemente, pero realmente a los inversores internacionales no les preocupa demasiado porque están más pendientes de otras cosas como por ejemplo la evolución de los datos macroeconómicos”.

En su última declaración ante el juez esta misma mañana, Bárcenas ha admitido la autoría de los papeles que reflejan una presunta contabilidad B del PP, aportando umerosa documentación, incluido un pendrive, según han confirmado a Europa Press fuentes jurídicas. En medio de estas nuevas revelaciones, el Tesoro español se enfrenta mañana a una nueva prueba. El erario público efectuará una subasta de letras a 6 y 12 meses. Los inversores seguirán muy de cerca la evolución de los tipos que son un buen termómetro para medir la confianza de los inversores. El ministro de Economía, Luis de Guindos, cree que no habrá problema. La estabilidad que ha acompañado al mercado en los primeros meses del año ha permitido al organismo dependiente del ministerio realizar el 70% de las subastas previstas además de varias sindicadas como la del pasado 9 de julio cuando vendió 3.500 millones de euros en un bono a 15 años.

Normas