Engloba préstamos a Metrovacesa, Colonial y Realia

Sareb pone a la venta un paquete de crédito al ladrillo de 1.200 millones

Dos tercios de la carga del 'banco malo' son activos financieros

La presidenta de Sareb, Belén Romana.
La presidenta de Sareb, Belén Romana. EFE

Tras casi medio año de puesta en marcha, el banco malo está dispuesto a alcanzar lo antes posible la velocidad de crucero en lo que a operaciones comerciales se refiere. Tras impulsar la venta de viviendas a minoristas y mientras ultima su primer gran venta de activos inmobiliarios a fondos internacionales, la sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria, Sareb, se prepara para abordar su primera gran operación de venta de crédito inmobiliario.

El proyecto Bermudas, como se le conoce, engloba un paquete de activos financiero por valor nominal de 1.200 millones de euros, sobre el que acaba de abrirse el periodo de puja.

En concreto, el paquete reúne una parte de los préstamos que las entidades nacionalizadas o asistidas tenían con las inmobiliarias Metrovacesa, Colonial y Realia, y que tuvieron que traspasar íntegramente a Sareb.

El proyecto Bermudas es clave para la sociedad dado que los activos financieros componen dos tercios de su carga, con lo que el negocio de los paquetes de crédito es más crucial aún para el devenir de la sociedad que la venta de inmuebles y solares.

Fuentes cercanas a la operación, sin embargo, matizan que este tipo de operaciones son mucho más ágiles que las que atañen a activos inmobiliarios, que en muchos casos requieren desplazamientos físicos de los pujantes y un estudio pormenorizado del mercado.

El de las transacciones de carteras de crédito, por contra, es un negocio vivo y que despierta más fácilmente el interés de los inversores especializados.

El paso de Sareb con la operación Bermudas llega a solo unos días de que su otro gran movimiento, el conocido como Proyecto Toro, entre en su fase final.

Se trata de la venta de un paquete que agrupa 39 de los mejores inmuebles de la sociedad con un valor nominal aproximado de 200 millones de euros, y sobre el que los fondos interesados pueden presentar ofertas vinculantes hasta el 17 de julio. Entre los interesados, con el fondo texano Lone Star a la cabeza, se encuentran firmas como Cerberus, Apollo, Colony o Ceterbridge.

Normas