Industria comunica un pacto con Hacienda

Montoro rechaza las presiones de Soria sobre la reforma eléctrica

La reforma se podría aprobar el viernes

El ministro español de Industria, José Manuel Soria.
El ministro español de Industria, José Manuel Soria. EFE

Las tensiones entre el ministro de Industria, José Manuel Soria, y el de Hacienda, Cristóbal Montoro, sobre la reforma eléctrica se han aireado hoy convenientemente. En una de sus múltiples intervenciones diarias, concretamente, en una entrevista en Onda Cero, el titular de Industria ha asegurado esta mañana que Hacienda asumirá parte del déficit eléctrico en el marco de la reforma que, según palabras del propio Soria, irá “con mucha probabilidad” al Consejo de Ministros del viernes.

 La asunción por los Presupuestos del Estado de una parte del desfase del sistema eléctrico se hará “en los términos en que han sido acordados” con Industria, indicó Soria. En este sentido, ha recordado que ya este año Hacienda ha concedido un crédito extraordinario de 2.200 millones con cargo a los Presupuestos del Estado para financiar incentivos a las energías renovables y aligerar la tarifa.

Con todo, pese a esta aportación, y según los datos de Soria, este año se generarán otros 4.000 millones de déficit que hay que atajar con medidas a soportar entre las compañías, el Estado y los consumidores. Soria ha reiterado que se recortarán los costes regulados del sistema y las primas de las renovables ajustándolos a “rentabilidades razonables”.

Tras estas declaraciones, el Ministerio de Hacienda no tardó en puntualizar que, “a fecha de hoy, no se ha llegado a ningún acuerdo con Industria” para asumir costes de la tarifa eléctrica. También el año pasado se produjo un enfrentamiento entre los dos departamentos respecto a la creación de los nuevos impuestos a la energía, que entraron en vigor el 1 de enero.

Aunque fuentes del Gobierno reconocen la existencia de negociaciones entre Industria y Hacienda para dar una salida financiera a la reforma eléctrica, consideran que a Montoro no le gustan las presiones del ministro canario y su afán por acelerar un acuerdo en el momento en que se están elaborando los Presupuestos de 2014. Unos Presupuestos en los que hay poco margen de maniobra, añaden.

Pese a la buena voluntad, las chispas que han saltado estos días entre los dos ministros hacen temer que la reforma no llegue el viernes al Consejo de Ministros. Aunque el paquete de medidas se puede aprobar sin que se cierre un acuerdo con Hacienda, no deja de ser un riesgo, pues el objetivo de la misma es precisamente acabar con el déficit de tarifa. Y este, como reconoce Soria, se ha vuelto a disparar este año y solo con la ayuda de Hacienda se podría eliminar.

Normas