La crisis en Portugal tensa a todo el continente

Portugal, en busca de un acuerdo de Gobierno bajo presión de los mercados

El primer ministro portugués Pedro Passos Coelho habla con periodistas el jueves 4 de julio de 2013.
El primer ministro portugués Pedro Passos Coelho habla con periodistas el jueves 4 de julio de 2013. EFE

El primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, prosigue hoy las negociaciones con los democristianos en busca de un acuerdo de Gobierno mientras la oposición pide elecciones anticipadas y los mercados presionan la deuda lusa.

El líder del Partido Social Demócrata (PSD, centroderecha) no logró llevar ayer a su audiencia con el jefe del Estado, Aníbal Cavaco Silva, una solución definitiva que asegure la estabilidad del Ejecutivo. Pero se mostró convencido de que “será encontrada una forma de poder garantizar el apoyo político del CDS-PP” en nuevas conversaciones.

La crisis política lusa cumple hoy cuatro días con los intereses de la deuda lusa en alza por la incertidumbre en torno al cumplimiento del programa de rescate financiero creada por la renuncia del ministro de Exteriores, Paulo Portas, presidente del Centro Democrático Social Partido Popular (CDS-PP democristiano).

Passos Coelho se reunió tres veces en las últimas 24 horas con su ex ministro, cuyo partido da mayoría absoluta al Gobierno en el Parlamento, sin poder anunciar la recomposición de la alianza de Gobierno.

Cavaco va a proseguir el lunes las consultas con los partidos sobre la situación política del país mientras la principal formación de oposición, el Partido Socialista (PS), que encabeza los sondeos de opinión, insistió hoy en pedir elecciones anticipadas.

Tras una reunión de la cúpula del partido que acabó en la madrugada, el secretario general del PS, Antonio José Seguro, calificó de “agonía” la situación del país y consideró que la salida a la crisis pasa por convocar los comicios.

Los socialistas lusos perdieron el poder hace dos años, en las elecciones anticipadas que siguieron al rescate financiero de Portugal y dieron mayoría absoluta a la alianza entre el PSD y el CDS-PP.

Pese a la dimisión de Portas, que según Passos Coelho es de carácter personal, los democristianos mantienen otros dos ministros en el Gabinete y expresaron el miércoles su voluntad de llegar a un acuerdo con el PSD para recomponer la alianza.

La crisis de Gobierno, que causó una de las mayores caídas de la Bolsa de Lisboa y ha sido considerada por la agencia de calificación Fitch una amenaza para el programa del rescate financiero, se desató con la renuncia de Portas, un día después de la dimisión del ministro de Finanzas, Vitor Gaspar.

Portas, en desacuerdo con algunas de las medidas de austeridad que diseñó Gaspar, esperaba un cambio de estrategia económica en el Ejecutivo y no aceptó su sustitución por Maria Luís Albuquerque, hasta entonces secretaria del Tesoro y designada por Passos Coelho sin el consenso de su socio de coalición.

Normas