Joyas bursátiles para el semestre

Joyas bursátiles para el semestre

El equipo de análisis de la firma JP Morgan sorprendió a muchos esta semana con un informe en el que señalaba a las empresas españolas de pequeña y mediana capitalización como una buena oportunidad de inversión. El banco estadounidense apuntaba que aunque este tipo de valores ha venido registrando un comportamiento mucho mejor al del Ibex 35, estas compañías aún tienen un importante potencial de mejora. A su juicio, la buena evolución bursátil de los últimos meses se ha debido más a la evaporación de las dudas sobre el euro y el posible rescate a España, mientras que ahora vivirán una segunda fase de revalorización impulsada por sus propias fortalezas de negocio.

Entre los diamantes que señala JP Morgan en su informe destacan Vidrala, Tubos Reunidos, CIE Automotive, CAF... compañías con unas cuentas muy saneadas y con un altísimo grado de internacionalización. También incluye aGowex, la firma tecnológica especializada en la implantación de redes wifi, que se ha revalorizado más de un 300% desde que debutó en Bolsa en 2010.

Otros expertos consultados también consideran que los valores medianos españoles pueden ofrecer interesantes rentabilidades durante los próximos meses, especialmente tras las correcciones de las últimas semanas. Desde Ahorro Corporación señalan que las incertidumbres económicas en España podrían continuar afectando a la evolución de la actividad de las compañías, “lo que nos lleva a reiterar nuestra estrategia de selección de valores dentro del universo de las pequeñas y medianas compañías, basándonos principalmente en tres aspectos: una reducida exposición a España, la recurrencia en resultados y una saneada posición financiera”. Esta firma apuesta por compañías como Almirall, Fluidra, Meliá Hoteles, Enagás...

Algunos analistas consideran que los bancos medianos españoles pueden ser una excelente oportunidad de inversión, con potenciales de revalorización de hasta el 40% en los próximos dos años. “Banco Popular y Banco Sabadell tienen un importante potencial de crecimiento”, señala Josep Prats, gestor de un fondo de renta variable de Abante Asesores.

Aunque las empresas medianas tienen mucho tirón entre los gestores, tampoco faltan en las recomendaciones para el segundo semestre algunos siguen apostando por grandes compañías como Inditex. “Trimestre tras trimestre sigue ofreciendo resultados mejores que los que espera el mercado”, explica Diego Jiménez-Albarracín, de Deutsche Bank.

Este son los ocho valores preferidos por gestores y analistas:

1. Abertis: buen trato al accionista

La empresa especializada en la explotación de infraestructuras, especialmente autopistas, es una de las que más frecuentemente mencionan los analistas entre sus valores preferidos. Aunque es una de las compañías del Ibex que mejor ha evolucionado durante este ejercicio, muchos consideran que aún tiene recorrido alcista. “Los gestores lo están haciendo muy bien, y la cotización actual está descontando un escenario macroeconómico excesivamente negativo en Francia y España. Si finalmente se produce alguna sorpresa positiva en este ámbito, el valor lo acabará reconociendo”, explica Diego Jiménez-Albarracín, responsable de renta variable de Deutsche Bank en España.

Este experto también destaca la importancia de que uno de los accionistas de referencia sea un fondo de capital riesgo (CVC Partnters), “un factor que hace que la compañía tenga una política de retribución al accionista muy cuidadosa”. Su rentabilidad por dividendo es cercana al 6%.

2. Técnicas Reunidas: nutrida cartera de contratos

La abultada cartera de proyectos que acumula la ingeniería Técnicas Reunidas es uno de los factores que más gusta a los inversores. A finales del primer trimestre, la cartera de pedidos de alcanzó un nuevo récord de 6.616 millones, un 35% superior a la cartera del primer trimestre de 2012. “Con los contratos conseguidos durante el primer trimestre, la compañía ha alcanzado el 95% de los objetivos fijados para el conjunto del ejercicio”, explica Alfonso de Gregorio, director de inversiones de Gesconsult.

Un factor que también favorece las perspectivas bursátiles de la compañía es la estabilidad del precio del petróleo. “Lleva meses en el entorno de los 100 dólares, lo que favorece las decisiones de inversión de empresas que acaban contratando a Técnicas Reunidas para poner en marcha sus nuevas plantas”. La firma es de las pocas que ha salvado lo que va de ejercicio con ligeras ganancias en Bolsa, pero los expertos consideran que tiene mucho potencial.

3. Banco Sabadell: los deberes hechos y el 'efecto CAM'

Aunque el sector financiero todavía sigue repeliendo a muchos inversores, algunos consideran que es un buen momento para tomar posiciones. Josep Prats, gestor de renta variable en Abante Asesores es muy optimista respecto a las oportunidades que puede tener la banca mediana española en los próximos meses. “Los grandes riesgos que podrían amenazar a entidades como Banco Popular o Banco Sabadell están ya muy descontados en el precio: nueva ronda de provisiones, impacto de la sentencia del Tribunal Supremo sobre las cláusulas suelo. A corto plazo aún pueden sufrir algo pero, a medio plazo, pueden tener una evolución muy positiva, siempre que no tengan que ampliar capital”, explica.

Este experto es especialmente optimista con Banco Sabadell por el colchón contra pérdidas que tiene en su filial CAM, y su importante exposición a crédito a pymes. A su juicio, el valor podría registrar una revalorización de hasta el 40% en lo que queda de 2013 y 2014.

4. Ferrovial: en manos de Heathrow y de Toronto

La antigua constructora ha sabido reconvertirse en una empresa de gestión de infraestructuras. El aeropuerto de Heathrow y la autopista 407 ETR de Toronto son sus principales activos y representan el 80% de su ebitda. “En ambas infraestructuras ha habido una aumento en las tarifas que todavía no se ha recogido en el precio”, explica Diego Jiménez-Albarracín, de Deutsche Bank. Entre las fortalezas que presenta la compañía presidida por Rafael del Pino está su bajo grado de endeudamiento (5.000 millones de euros, frente a los 30.000 millones de 2007), así como su incipiente expansión en Polonia, que puede convertirse en la cabeza de puente para la implantación en Europa del Este. Además, es una compañía generosa en el reparto de dividendos entre accionistas.

Además, Jiménez-Albarracín destaca que la filial de servicios de Reino Unido “está claramente infravalorada”, lo que puede acabar contribuyendo a la revalorización de los títulos de la compañía.

5. OHL: México sigue empujando las cuentas

México se ha convertido en los últimos años en el activo más importante en las cuentas de OHL. En el primer trimestre, el 80,2% del ebitda del grupo se generó en el país azteca, que presenta unos ratios de crecimiento del 40%. “Uno de los grandes activos de OHL es la gestión de su presidente, Juan Miguel Villar Mir. Su decisión de salir de Brasil fue de manual, vendiendo en el momento más alto de la burbuja. Tiene decisiones casi visionarias”, explica, Alfonso de Gregorio, de Gesconsult. A su juicio, las acciones de OHL no cotizan caro y sigue presentando buenas opciones de crecimiento.

Para el equipo de análisis de Ahorro Corporación también es uno de sus valores favoritos, por su marcado carácter defensivo, su cómoda situación financiera y las buenas perspectivas de resultados en Bolsa el 15% de su filial mexicana. La previsión que maneja la firma es que termine el año cerca de los 32 euros, frente a los 26,5 euros en que cerró ayer.

6. Inditex: un gigante que siempre cumple

El gigante textil con sede en Arteixo (A Coruña) sigue siendo uno de los valores favoritos para los inversores. “Es una compañía que lleva 10 trimestres batiendo las previsiones del mercado. Cada cierto tiempo se empieza a rumorear que no podrá seguir manteniendo un ritmo tan fuerte de crecimiento, pero nunca flaquea”, comenta Diego Jiménez-Albarracín, de Deutsche Bank. Este experto destaca que el grupo fundado por Amancio Ortega ha logrado crear el mejor modelo de negocio mundial en la industria textil y sus marcas ya son tan conocidas “como la Coca Cola”. Entre sus fortalezas para lo que queda de año está su fuerte posicionamiento en mercados emergentes, especialmente Asia y Oriente Medio, y su exitosa apuesta por la venta online.

Otro factor que podría beneficiar a Inditex es la recuperación económica que se empieza a atisbar en España, que todavía representa el 18% de los ingresos de la compañía.

7. Gowex: cuando el wifi se hace negocio

La compañía de instalación de wifi está protagonizando uno de los procesos de expansión más meteóricos que se recuerdan en el sector tecnológico español. Esta semana firmó un contrato para implantarse en Brasil, un país clave como organizador del próximo mundial de fútbol, en 2014 y de los Juegos Olímpicos de 2016. La empresa española ha establecido en los últimos tiempos acuerdos globales con operadoras como AT&T, la asiática PCCW o Deutsche Telekom, entre otras. El objetivo de Gowex es llevar su red a más de 300 ciudades en todo el mundo. Su fulgurante crecimiento no ha pasado desapercibido para la firma JP Morgan, que la considera uno de las empresas españolas de tamaño medio con mayor potencial.

Gowex cotiza desde hace tres años en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y desde su debut se ha revalorizado cerca de un 400%. Ahora está planteando dar el salto al índice general de la Bolsa de Madrid para tener mayor visibilidad.

8. Ingenico: líder en medios de pago

El equipo de análisis de Inversis Banco señala como uno de los valores más atractivos para el segundo semestre a la tecnológica francesa Ingenico, especialista en proveer servicios para realizar pagos electrónicos. “Esta compañía tiene unos datos de crecimiento realmente espectaculares”, explica Rubén de la Torre, gestor de renta variable. “Se espera que mantenga una rentabilidad sobre activos propios por encima del 15% y que tenga un crecimiento de su margen operativo también superior al 15%, lo que también se trasladará al beneficio”.

Ingenico está muy bien posicionado en el desarrollo de tecnologías de pago sin contacto, y es uno de los principales productores de los terminales punto de venta que utilizan los comercios para poder cobrar pagos realizados con tarjetas de crédito. Recientemente, su dirección ha elevado las previsiones de beneficio para el conjunto de 2013 hasta 123 millones de euros.

Normas