_
_
_
_
De acuerdo con la solicitud de la Fiscalía Anticorrupción

El juez Ruz ordena el ingreso en prisión de Luis Bárcenas

El magistrado asegura que el extesorero ha dado una explicación "parcial, inconsistente y manifiestamente insuficiente" sobre sus operaciones patrimoniales a través de sus cuentas en Suiza

Un grupo de personas congregadas en las inmediaciones de la Audiencia Nacional gritan a la salida del furgón de la Guardia Civil que traslada al extesorero del PP Luis Bárcenas a la cárcel de Soto del Real (Madrid).
Un grupo de personas congregadas en las inmediaciones de la Audiencia Nacional gritan a la salida del furgón de la Guardia Civil que traslada al extesorero del PP Luis Bárcenas a la cárcel de Soto del Real (Madrid). Zipi (EFE)

El juez del caso Gürtel, Pablo Ruz, ha ordenado esta tarde el ingreso en prisión incondicional y sin fianza para el extesorero del PP Luis Bárcenas al constatar el aumento del riesgo de fuga, según han informado fuentes jurídicas.

La decisión se ha tomado después de que Suiza alertara de que Bárcenas había trasladado fondos a EEUU y Uruguay desde sus cuentas suizas no bloqueadas, según las mismas fuentes, y de que la Fiscalía Anticorrupción pidiera el ingreso en prisión incondicional, lo mismo que ha hecho la acusación popular en esta causa, la Asociación de Abogados Demócratas de Europa.

“Esta medida es procedente para asegurar su presencia en el proceso evitando el riesgo de fuga y asegurando al mismo tiempo la preservación de fuentes de prueba relacionadas con los presuntos delitos objeto de imputación”, señala el auto de prisión dictado por Ruz, de 24 folios. Bárcenas ingresara por lo tanto esta misma tarde en la prisión madrileña de Soto del Real, hacia donde salió pasadas las 19.30 horas a bordo de un furgón de la Policía Nacional.

Ruz ha tomado esta decisión a instancias de la Fiscalía Anticorrupción y después de interrogar durante más de dos horas al extesorero popular. El magistrado de la Audiencia Nacional también interrogó a lo largo de la jornada a la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias Villar, y a su testaferro, Iván Yáñez, quienes quedaron en libertad.

El juez Ruz ha tenido en cuenta una variedad de elementos para decretar el ingreso en prisión de Bárcenas. El magistrado, por un lado, considera que existe una “elevada probabilidad” de que el extesorero del PP se fugue de seguir en libertad. Destaca en este sentido la “elevada penalidad” de los delitos que se le atribuyen y de la condena a la que podría enfrentarse. También tienen incidencia, según Ruz, el “avanzado estado” de la investigación sobre el ‘caso Gürtel’ y su imputación en la causa abierta por la presunta contabilidad B del PP. El magistrado destaca en su auto que Bárcenas cuenta con “con medios económicos para facilitar su huída”.

Otro de los elementos que han llevado al exsenador a prisión ha sido el riesgo de que siga destruyendo pruebas si sigue en libertad. Ruz destaca que ha quedado probado que Bárcenas, desde su imputación en el año 2009 y a lo largo de la investigación, “continúa disponiendo libremente de fondos en Suiza”. El extesorero del PP ha realizado en estos últimos años numerosas trasferencias para tratar de ocultar aún más su dinero. La resolución también señala que el imputado puede tener capacidad para influir “sobre otros imputados, testigos o peritos”.

En base a todos estos argumentos, Ruz considera que las medidas cautelares que pesaban sobre Bárcenas –retirada del pasaporte, prohibición de abandonar el territorio nacional y comparecencias quincenales- son insuficientes para garantizar que no se fugará y que no destruirá pruebas. Uno de los principales elementos esgrimidos por Ruz para justificar su decisión es la última información remitida por las autoridades suizas, que han elevado a más de 48 millones de euros la fortuna que Bárcenas llegó a acumular en el país helvético. El juez señala en este sentido que ha acreditado “un aumento desproporcionado del patrimonio del imputado que carece de justificación a través de negocios jurídicos o actividades comerciales lícitas”.

Ruz tampoco se cree las explicaciones del extesorero del PP en este sentido. “En modo alguno ha quedado acreditada hasta la fecha ni la supuesta participación o intermediación del imputado en operaciones de compraventa de obras de arte que pudieran justificar la procedencia de los emolumentos posteriormente ingresados en las cuentas de Suiza, ni tampoco que los mismos tuvieren suficiente justificación en operaciones de carácter inmobiliario”, subraya el auto.

El magistrado señala que Bárcenas, en su declaración de esta mañana, ha ofrecido “una explicación parcial, inconsistente y manifiestamente insuficiente sobre el conjunto de actividades y operaciones patrimoniales en las que el mismo interviene a través de sus cuentas en Suiza”.

El otro elemento nuevo que ha servido para que Bárcenas ingrese en prisión ha sido el contrato falso que supuestamente hizo firmar a una pintora argentina, Isabel Mackinlay, para justificar un ingreso en efectivo de 560.000 euros. Mackinlay explicó hace tres semanas por videoconferencia desde Buenos Aires que accedió a firmar un contrato ficticio en el que se señalaba que la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias Villar, recibía 560.000 euros por la venta de dos tablas del siglo XV. La testigo, a la que se hizo pasar por marchante de arte cuando en realidad es pintora y restauradora, obtuvo una comisión de 1.000 dólares por la firma de este contrato, en el que aparecía como intermediaria de la operación.

Ruz considera que los contratos aportados por Bárcenas “no reflejarían operaciones reales, apareciendo como presuntamente alteradas las fechas en que fueron elaborados” y acusa al extesorero de aportarlos “con el fin de inducir a error a los órganos jurisdiccionales y obtener el archivo de la causa”. El auto de prisión también hace referencia al viaje ‘express’ que Bárcenas realizó a Buenos Aires el 16 de junio de 2011, tras los requerimientos realizados por la Agencia Tributaria para que justificase varios de sus ingresos.

El extesorero del PP tan solo estuvo 14 horas en la capital argentina antes de volver a España. Bárcenas habría realizado este viaje para participar en la reunión con Mackinlay. Los datos aportados indican que el contrato con la pintora, a pesar de estar fechados en 2006, se realizaron en 2011, cuando Bárcenas e Iglesias ya estaban imputados. Ruz considera que este viaje es “especialmente significativo”. El juez señala que, ese mismo día, el representante de Iglesias Villar compareció ante los inspector de la Agencia Tributaria y les comunicó que no podía entregarles ningún documento. El representante volvió sin embargo al día siguiente a la Agencia Tributaria para entregar los contratos con Mackinlay. Ruz señala que Bárcenas, sobre su viaje a Argentina, “ofrece una explicación vaga, imprecisa e incoherente”. El extesorero dijo en concreto que mantuvo una reunión de negocios con tres personas “mas sin recordar la identidad de ninguno de los intervinientes”.

También dijo que la pintora sufre “enajenación mental” y pidió que se le sometiese a una prueba psiquiátrica. El abogado de Bárcenas, Alfonso Trallero, anunció esta misma tarde que recurrirá el ingreso en prisión de su cliente. “Es imposible que el señor Bárcenas se pueda fugar y pueda destruir pruebas, es una de las personas más conocidas y que tiene una fisonomía que se le reconoce en cualquier parte del mundo a la que vaya”, dijo el letrado.

 

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_