Responsabiliza a notarios y registradores

Hacienda solo asume dos de los trece errores con el DNI de la Infanta

Asegura que no verificó los datos porque el juez no solicitó el llamado "auxilio judicial"

No aclara por qué nadie advirtió el error en ocho años

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. EFE

El Ministerio de Hacienda ha emitido un comunicado para explicar el error que cometió la Agencia Tributaria al trasladar al juez Castro un informe el pasado 13 de junio en el que se imputaba a la infanta Cristina trece operaciones de compraventa que en realidad correspondían a otros contribuyentes. El comunicado de Hacienda se extiende en explicar los motivos por los que no verificó los datos antes de remitirlos el juez y apenas hace referencia a cómo se pudo producir tal error.

Se limita a indicar que "la imputación errónea en once [de los trece casos] fue consecuencia de que la información recibida de la Agencia Tributaria con origen en Notarios y Registradores, figuraba erróneamente atribuida al DNI 14 sin letra de control". Por esto motivo, las operaciones se adjudicaron a la infanta Cristina, cuyo número de DNI es el 0000014Z. Respecto a los otros dos errores, Hacienda solo señala que se produjo un fallo "en el proceso desarrollado por la Agencia Tributaria al incorporar estas operaciones en sus bases de datos".

Los notarios y registradores, por su parte, ya aseguraron que las operaciones atribuidas a la infanta nunca estuvieron a su nombre. Fuentes de Hacienda defienden que ello no invalida sus argumentos y señalan que el error se produjo cuando desde las notarías se rellenó el formulario de información que, obligatoriamente, deben remitir a Hacienda.

Los inspectores y técnicos de la Agencia Tributaria ven sorprendente tantos fallos sobre un solo contribuyente. Por otra parte, sorprende que el error se mantuviera en la base de datos desde 2005 y 2006 sin que saltara ninguna alarma y nadie se diera cuenta. En principio, el sistema informático debería haber alertado de que un contribuyente -en este caso la infanta- aparecía como ligada a 13 operaciones inmobiliarias cuando solo declaraba una vivienda en su declaración del IRPF.

Por otra parte, Hacienda explica que el informe que remitió al juez Castro en el marco de la investigación del caso Nóos no fue verificado porque ese es el procedimiento habitual. La Agencia Tributaria alega que Castro solo pidió el suministro de información y, por lo tanto, se limitó a remitir los datos que aparecían en sus ordenadores. Se trata de una cuestión de procedimiento. Hacienda indica que si el juez Castro  hubiera hecho una solicitud de "auxilio judicial", la información sí hubiera sido contrastada. 

Normas