Steve Ballmer podría anunciarla el próximo lunes, según AllThingsD

Microsoft ultima una gran reorganización para adaptarse a la era Post-PC

Fuentes conocedoras de las medidas no descartan que se produzcan algunos despidos

Steve Ballmer, consejero delegado de Microsoft.
Steve Ballmer, consejero delegado de Microsoft.

Los cambios en Microsoft están cerca. Tanto, que la compañía anunciará con gran probabilidad este próximo lunes una fuerte reestructuración, según han desvelado fuentes conocedoras de la situación a AllThingsD, el blog tecnológico de The Wall Street Journal. Al parecer, los cambios van a ir en la línea de lo que ya apuntó Steve Ballmer en una carta que envió el pasado octubre a los accionistas de la compañía, y donde dejaba claro que el futuro de Microsoft va de la mano del hardware y de los servicios online. Las fuentes citadas aseguran que “hay la sensación de que va ser algo titánico, que Steve está haciendo este cambio a modo de legado. Es la primera vez en mucho tiempo en que parece que va a haber cambios importantes [en la compañía], incluso algunos despidos”, aseguran.

Entre los cambios que se apuntan está la creación de cuatro líneas de trabajo. Una dedicada al negocio de empresas, otra para hardware (además de lanzar su tableta Surface, después se ha sabido del interés de Microsoft en Dell y en comprar Nokia), una tercera para las aplicaciones y los servicios, y la cuarta a sistemas operativos, donde se incluirían tanto Windows como Windows Phone, en un intento de la compañía por alinear al máximo ambos sistemas y promover las sinergias entre el mundo del escritorio y el de los móviles.

Inquietud entre directivos

Según cuenta la publicación estadounidense, Ballmer estaría trazando el plan de acción con un pequeño grupo de consejeros y con algunos miembros de la junta directiva. Algo que habría despertado inquietud e incomodidad entre algunos altos ejecutivos de la compañía que se habrían quedado fuera de las consultas del máximo ejecutivo de Microsoft.

Entre los nombres que se barajan para fortalecer sus posiciones en la compañía están Satya Nadella, actual responsable de la división de servidores y herramientas; Tony Bates, director de Skype, y Don Mattrick, máximo responsable de la división de entretenimiento interactivo, donde está la Xbox.

A la espera de ver qué movimientos efectúa finalmente Ballmer, en el sector no cabe duda de que Microsoft tiene que hacer cambios en su organización para adaptarse a un mercado donde los límites entre los productos y los servicios se difuminan. La compañía celebrará del 26 al 28 de junio su conferencia para desarrolladores en San Francisco.

 

Inversión de 535 millones en un centro de datos

Microsoft va a invertir unos 535 millones de euros en un nuevo centro de datos en Des Moine, Iowa (EE UU). Una decisión que, según la compañía busca responder a la creciente demanda de servicios en la nube de Microsoft, como los ligados a su nueva consola Xbox One. La apuesta más contundente de Sony en la nube sigue siendo la compra de Gaikai, según Europa Press, pero Microsoft ha prometido 300.000 servidores de Xbox en vivo para el lanzamiento de Xbox One.

Normas