El índice se deja un 1,91% hasta los 7.553 puntos; la prima se sitúa en los 333 puntos básicos

El Ibex perfora sus mínimos anuales con el bono por encima del 5%

La Bolsa china sufre la mayor caída en 2009 por tensiones en el sector bancario

Un paso de peatones reflejado en una pantalla de cotizacione
Un paso de peatones reflejado en una pantalla de cotizacione Reuters

Los mercados financieros tienen por delante un nuevo panorama. Después de meses de relativa estabilidad, la volatilidad ha vuelto a instalarse en las plazas bursátiles. Las declaraciones efectuadas a mediados de la semana pasada por Ben Bernanke sobre la posibilidad de empezar a moderar el ritmo de adquisición de bonos a finales de este año han reactivado el nerviosismo. La oleada bajista que recorre al mercado desde el jueves ha llevado al Banco de Pagos Internacionales (BIS) a intentar poner algo de calma. Así, y según lo contenido en su informe anual, aunque considera inevitable la retirada de las medidas de estímulo económico advierte de la necesidad de "adoptar estrategias flexibles para el repliegue progresivo de sus actuales políticas y realizar ajustes difíciles -aunque no reformas profundas- de los marcos de política monetaria anteriores a la crisis”.

Pero si el fin de los estímulos económicos no fuera suficiente, China y su posible credit cruch añaden más tensión. La racha bajista iniciada en Asia, ha tenido su continuidad en Europa. El Ibex se ha dejado un 1,91% y se sitúa en niveles de septiembre. En los cuatro días transcurridos desde la intervención del presidente de la Fed el selectivo se ha dejado un 6,7%.

El resto de plazas europeas han encontrado nada nada que celebrar. Ni siquiera los buenos datos de confianza empresarial alemana, que por segundo mes consecutivo registró un nuevo ascenso, sirvieron para contrarrestar los descensos. El Dax alemán ha caído un 1,2%; el Footsie británico, un 1,4%; el Cac francés, un 1,7%,el Mib italiano; un 0.9% y el Eurostoxx, un 1,4%.  

Los valores bancarios, con Popular a la cabeza (-4,42%), han sido los más castigados. Santander se ha dejado un 2,3%, BBVA, un 1,12%, CaixaBank, un 3,68, BBVA ha retrocedido un 1,12%y Bankinter, un 1,1%. En el selectivo español solo tres compañías (BME, FCC y Abengoa) han conseguido escapar a los números rojos. 

Las tensiones también se trasladan a la deuda española, que se aleja de la tranquilidad de la que ha gozado en las últimas semanas. La rentabilidad del bono a diez años está en el 5,15%, nivel que no se veía desde febrero de este año, mientras la prima de riesgo española cierra en los 333 puntos. En medio de este escenario de nuevas tensiones el Tesoro regresa mañana al mercado. En principio, el erario público que ha completado el 63% de las emisiones previstas para este 2013, no tendría problema alguno. El organismo pretende captar hasta 3.000 millones en letras a tres y nueve meses. Los inversores seguirán muy de cerca la evolución de las rentabilidades después de los ligeros incrementos experimentados en las últimas citas.

Desde Link Análisis señalan que "los inversores, especialmente los de los mercados de bonos, han dado por hecho que la Fed comenzará a retirar estímulos. Así, estos inversores se han lanzado a vender bonos, lo que ha llevado a sus rentabilidades a subir con fuerza en los últimos días, arrastrando tras de sí a la renta variable y a todo tipo de activos".

En Asia, una de las principales afectadas por el cambio de sesgo de la Reserva Federal (Fed) es China. Así, el sector bancario chino se ha unido a las preocupaciones internacionales, después de que la falta de liquidez haya hecho repuntar los tipos interbancarios durante la pasada semana. Asimismo, los temores por la inestabilidad económica y financiera de China ha arrastrado a los mercados asiáticos. La Bolsa de Shanghai ha cedido un 5%, lo que supone la mayor caída desde 2009, y el índice Hang Seng de la Bolsa de Hong Kong ha retrocedido más de un 2%. Por su parte, el Nikkei de Tokio ha cerrado la sesión con una caída del 1,26% hasta 13.062 puntos.

"Los inversores han encontrado en China otro factor de incertidumbre que justifica sus ventas", indica Link Análisis. En este país el tipo de interés interbancario lleva días bajo mucha tensión, habiendo repuntado con fuerza, algo que parece que está siendo forzado por el Banco Popular de China que, de momento, ha decidido no inyectar nueva liquidez al sistema para evitar el recalentamiento de la economía", añade.

Daniel Pingarrón, de IG Markets, considera que "los mercados están sobrerreaccionando a algo que ya se intuía, pero ha asustado el hecho de que Bernanke verbalizara que la compra de deuda se reducirá a finales de año". Esto ya lo estaba anticipando la deuda americana, cuya rentabilidad empezó a subir a principios de mayo. "Se ha contagiado a otras deudas similares, como la alemana, y también a otras con más riesgo, como la española", apunta.

IBEX 35 8.290,50 0,00%
Normas
Entra en El País para participar