De plazos muy cortos

España prevé captar hasta 3.000 millones en la última subasta del semestre

Vista de las oficinas de Ahorro Corporación, grupo de servicios financieros encargado de la subasta de bonos y letras del Tesoro Público español. EFEArchivo
Vista de las oficinas de Ahorro Corporación, grupo de servicios financieros encargado de la subasta de bonos y letras del Tesoro Público español. EFE/Archivo EFE

España espera captar mañana entre 2.000 y 3.000 millones de euros en letras a 3 y 9 meses en la última emisión de deuda del semestre, una vez conseguido el 63,3 % de sus necesidades de liquidez para este año.

En principio, la emisión de mañana no debería presentar problemas al Tesoro Público pues se trata de plazos muy cortos, aunque en las últimas semanas España se ha visto obligada a subir el interés en sus emisiones de deuda debido a distintos factores que han renovado las tensiones en el mercado de deuda soberana de la zona del euro.

Entre ellos destaca la confirmación de que si la economía estadounidense sigue creciendo al ritmo actual, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) reducirá a finales de este año sus compras de deuda soberana, y les pondrá definitivamente fin a mediados de 2014.

Junto con una posible nueva crisis de gobierno en Grecia, las primas de riesgo de los países periféricos de la zona del euro repuntaban en las últimas semanas. En el caso de España, el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo se situaba en torno a 320 puntos básicos, su nivel más alto desde finales de abril.

No obstante, algunos analistas atribuyen este repunte a la gran volatilidad antes que al riesgo crediticio. En concreto, en su informe semanal de perspectivas publicado hoy, Barclays indica que desde finales de mayo y hasta mediados de junio las primas de riesgo han subido unos 30 puntos básicos de media por “factores globales” y un exceso de liquidez, y no porque haya en el horizonte ninguna expectativa de impago.

En términos generales, los analistas creen que España seguirá financiándose a costes razonables y, según el departamento de estrategia de Ahorro Corporación, podrá seguir beneficiándose de la corrección de los desequilibrios y la consolidación de la mejora en los mercados financieros.

Pese a las puntuales subidas de la rentabilidad que el Tesoro Público ha tenido que aplicar en las últimas emisiones, el coste medio de emisión se ha reducido de forma notable este año: al cierre de mayo, el coste medio de emisión era del 2,69 %, frente al 3,01 % registrado a finales de 2012.

En su última emisión de letras a 3 y 9 meses, el Tesoro adjudicó 3.510 millones de euros, de los cuales 891 salieron a tres meses, con una rentabilidad del 0,353 %, superior a la aplicada en abril (0,15%) y la más alta desde febrero, y otros 2.619 a nueve meses con un interés del 0,81 %, el más bajo desde que el Tesoro emite esta denominación, en enero de este año. 

Normas