Mañana se abre al público

El príncipe Felipe confía en el AVE a Alicante como palanca económica

El presidente Rajoy alude a una infraestructura que creará riqueza en Levante

La línea tendrá nueve frecuencias por sentido

El trayecto se cubrirá en dos horas y 20 minutos

El Príncipe Felipe, Mariano Rajoy y los ministros Ana Pastor y José Manuel García Margallo durante el viaje inaugural del AVE Madrid-Alicante.
El Príncipe Felipe, Mariano Rajoy y los ministros Ana Pastor y José Manuel García Margallo durante el viaje inaugural del AVE Madrid-Alicante.

El Príncipe de Asturias ha destacado este lunes la importancia del nuevo AVE Alicante-Madrid como “palanca” económica y de generación de empleo y se ha mostrado convencido de que el futuro del país “se escribirá en clave de éxito” si el conjunto de España mantiene su “empeño colectivo de superación” y “recupera la confianza” en sí mismo. En su discurso, Don Felipe ha subrayado el papel de la nueva conexión para “superar las desigualdades territoriales y estimular el crecimiento económico promoviendo el desarrollo”.

En el acto de inauguración del AVE a Alicante, que ha entrado en la estación a las 12.44 horas, además del Príncipe han intervenido con discursos el presidente del Gobierno Mariano Rajoy y el de la Generalitat, Alberto Fabra. No obstante, han sido muchas más las autoridades presentes que han ocupado un lugar destacado como la presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal; la ministra de Fomento, Ana Pastor, el titular de Asuntos y Exteriores, José Manuel García-Margallo o la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo.

El escenario del acto oficial ha sido la céntrica estación de Renfe de Alicante, a cuyas puertas más de medio millar de ciudadanos de distintos colectivos sociales han aprovechado la presencia del Príncipe de Asturias y del presidente del Gobierno para realizar una protesta ciudadana. Entre los manifestantes, se encontraban la agrupación de EU, los afectados por las preferentes, miembros de Stop Desahucios y numerosos jóvenes con banderas republicanas, que han hecho oír una pitada durante las intervenciones.

El Príncipe de Asturias ha recordado en su discurso que el llamado Corredor Levante que constituye el eje ferroviario de alta velocidad que une Madrid, Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana y Murcia supone “un impulso claro a la dinamización económica de estas cuatro comunidades autónomas”, y ha recordado que “los proyectos al servicio de la movilidad de los ciudadanos contribuyen a la vertebración territorial de España a la generación de riqueza y empleo”.

Financiación europea

La construcción del tramo de AVE entre Albacete y Alicante ha recibido una aportación de 232 millones por parte de la Unión Europea, de un total de 1.920 millones de inversión. Entre 2000 y 2006 la ayuda europea ascendió a 124 millones, que se vieron complementados con otros107 millones hasta 2013.

Unas cifras que se disparan si se tiene en cuenta la línea completa Madrid-Castilla La Mancha-Comunidad Valenciana-Región de Murcia, en la que la contribución de la UE ha alcanzado 1.955 millones entre fondos de cohesión, FEDER y ayudas RTE-T. El Banco Europeo de Inversiones (BEI) también participa en la financiación de la línea.

En este mismo sentido, el Príncipe se ha mostrado “seguro” de que la llegada del AVE va a contribuir a “fomentar aún más el sector turístico” en la Costa Blanca. Este nuevo AVE, ha señalado, “es importante desde el punto de vista tecnológico, por los avances de rapidez, seguridad, eficiencia, calidad y sostenibilidad”, y desde el punto de vista social, “porque contribuye a la superación de las desigualdades territoriales y a estimular el crecimiento económico promoviendo el desarrollo”.

“Debemos perseverar en la modernización, el mantenimiento y la conservación de infraestructuras capaces de actuar como palancas para la actividad económica y la creación de empleo”, ha defendido.

En esta misma línea, el presidente del Gobierno ha considerado que “la inauguración de una gran infraestructura siempre es una gran noticia” y en este caso, supone “el final feliz de unas obras que demuestran que los proyectos emprendidos con una ambición común son los que más merecen la pena”, así como “el comienzo de un nuevo impulso a la prosperidad de Alicante, la Comunidad Valenciana y de España en su conjunto”.

“Este AVE comenzará a dejar a su paso una huella de desarrollo y prosperidad, de solidaridad y de progreso, será una arteria de riqueza para el levante español”, ha avanzado Mariano Rajoy, quien además ha resaltado que esta nueva infraestructura “pone una vez de manifiesto el compromiso del Gobierno con la solidaridad de todos los españoles”.

Por su parte, el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, ha agradecido la presencia del Príncipe de Asturias y ha distinguido “el compromiso e implicación personal” del presidente del Gobierno para que se haya hecho realidad este proyecto. “Toda la sociedad civil, las instituciones públicas y las organizaciones que representan los sectores productivos, hemos reclamado con fuerza y unidad subirnos al tren de una nueva era, cargada de ilusiones y futuro”, ha señalado.

Además, Fabra ha resaltado el valor de infraestructuras como el AVE o el Corredor Mediterráneo en los actuales “momentos más complejos y difíciles de nuestra historia reciente”, que, dado que “cuentan con una elevada tasa de retorno”, sirven “de punta de lanza para reactivar definitivamente la economía de la Comunidad Valenciana”.

El día antes de la puesta en servicio

El príncipe Don Felipe, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, han encabezado la comitiva de personalidades encargada de inaugurar la línea Madrid Alicante, con la extensión desde Albacete hasta la costa.

El servicio al público de este nuevo trayecto de alta velocidad comenzará a prestarse a partir de mañana con 18 frecuencias diarias, nueve por sentido, y una adicional de refuerzo los fines de semana. La distancia podrá cubrirse en dos horas y veinte minutos. Un tiempo de viaje que se rebajará en los próximos meses a dos horas y cinco minutos.

La llegada a Alicante se produce después de una inversión de 1.920 millones para rematar la línea desde Albacete hasta la costa. Un hito que reduce en 50 minutos el trayecto en tren desde Madrid hasta Alicante.

Renfe ofrecerá 6.300 plazas diarias a Alicante, un 40% más que las ofrecidas anteriormente con la puesta en servicio del AVE. Las tarifas promocionales Promo, Promo + y Mesa también serán aplicables en este servicio, con lo que el precio del billete partirá de 19,45 euros por trayecto.

El príncipe Felipe confía en el AVE a Alicante como palanca económica

Normas