Empleo

Pepe vuelve a Alemania

Aunque lejos de las cifras de los sesenta, España vuelve a emigrar. Ya no son jornaleros agrarios como entonces, sino licenciados que parten en busca de un trabajo

Pepe vuelve a Alemania

Aquello es otro mundo. Si lo llaman el milagro alemán. Es como Lourdes, pero mecanizado”. Así contaba Angelino (José Sacristán) en el pueblo las maravillas de su país de acogida en Vente a Alemania, Pepe, una de las películas más populares sobre la emigración de los sesenta y setenta. 
Un millón de españoles hizo las maletas con destino a Europa y un contrato bajo el brazo, según el extinto Instituto Español de Emigración, sin contar los que marcharon a la aventura, de los que no existe estimación oficial. Cuarenta años después, y aunque las cifras no son comparables, la crisis vuelve a hacer emigrar. “Sin ser alarmistas, no se puede hablar solo de una movilidad voluntaria para mejorar la formación o aprender idiomas, porque ahora hay mucha gente que no sale para ampliar su horizonte vital, sino por ausencia de horizonte vital en España”, diagnostica Amparo González Ferrer, socióloga e investigadora del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Según las últimas estimaciones de la población actual, elaboradas por el INE, 223.700 españoles han emigrado desde 2008. Un año antes, en 2007, salieron 31.000 compatriotas, mientras que en los nueve primeros meses de 2012 fueron 54.000, aunque ninguna estadística refleja fielmente la fotografía actual, ya que dependen de la inscripción voluntaria en los consulados.

Emigran más y marchan más mayores. Los jóvenes de entre 25 y 34 años constituyen el colectivo más numeroso, pero es el grupo de entre 35 y 44 años el que más ha crecido, con un incremento de hasta el 64% en 2011. “En los momentos iniciales del flujo, el que se va es sobre todo quien lleva años trabajando en precario, para quien la crisis aniquila cualquier expectativa y no quiere esperar más”, asegura González Ferrer.

La mayoría de quienes buscan ofertas en
el exterior posee título universitario

Aunque las estadísticas no recogen la formación de los expatriados, “casi la totalidad de quienes aplican al extranjero son jóvenes con título universitario y tres de cada diez poseen un máster o curso de posgrado”, certifica Ramón Egea, responsable de recursos humanos de la plataforma de intermediación laboral Jobandtalent.

Alemania acapara los focos, pero es Reino Unido el que más trabajadores demanda, con 175.000 ofertas de empleo, mayoritariamente para ingenieros, profesionales de marketing y comunicación y sanitarios. También es el destino preferido por los españoles, seguido de Estados Unidos, Francia y Alemania.

Si el idioma es un problema, Chile se presenta como una de las mejores opciones, según Jobandtalent, ya que concentra el 30% de las ofertas de las que dispone en Latinoamérica. 
Se demandan perfiles similares a los buscados en Europa, además de especialistas en ventas y desarrollo de negocio. Canadá es otro de los países que más empleo genera, principalmente para personal especializado en arquitectura y construcción.

Normas