Junto a Domingo Parra, Antonio José Tirado y Celestino Aznar

La Audiencia Nacional investigará a Olivas por su gestión en Banco Valencia

José Luis Olivas, expresidente de Banco de Valencia.
José Luis Olivas, expresidente de Banco de Valencia.

Dichas irregularidades han sido denunciadas por la Asociación de Pequeños Accionistas del Banco de Valencia (Apabankval).

En un auto notificado hoy, el magistrado abre diligencias independientes de la causa en la que él mismo investiga a la antigua cúpula de la entidad a raíz de una querella interpuesta por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en junio del año pasado para “una mejor instrucción y determinación de los hechos investigados y personas responsables”.

En concreto, la querella de la asociación se dirigía, además de Olivas, Parra, Tirado y Aznar, contra los exconsejeros Agnes Noguera, Pedro Muñoz Pérez, Manuel Olmos, Silvestre Segarra, José Segura, Juan Antonio Girona, José Luis Quesada, Dolores Boluda, Federico Michavila e Irene Girona.

Asimismo, Apabankal se querelló contra las sociedades Bancaja, su filial inmobiliaria Bancaja Hábitat, Bancaja Participaciones, Grupo Bancaja Centro de Estudios, la auditora Deloitte y su socio Miguel Monferrer, Libertas 7, Valenciana de Inversiones Inmobiliarias, Macomar Inver, Montepío Loreto Mutualidad de Previsión Social, Gesvalmina y Minaval.

De esta forma, el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional investigará a todos ellos por delitos societarios, falsedad contable en su vertiente agravada y administración desleal, abusiva y fraudulenta.

Según su resolución, “las irregularidades que, en relación con las cuentas presentadas por el Banco de Valencia, se describen en la querella, figuran detalladas” en un informe del Banco de España del pasado 3 de diciembre que el magistrado ha incorporado a la causa.

“De la información aportada se puede concluir que algunos de los hechos recogidos en el informe” coinciden con los denunciados por la asociación “en cuanto hacen referencia, entre otros extremos, al retraso en la clasificación de operaciones dudosas y en la concesión de refinanciaciones dirigidas a evitar la entrada en mora de las operaciones”, subraya el juez.

Pedraz rechaza en su auto el sobreseimiento de las actuaciones que habían solicitado varios de los querellados y el Montepío Loreto Mutualidad de Previsión Social (MSP), que alegaron que la instrucción se encuentra en una “fase temprana”, por “extemporáneo” e “improcedente”.

El nuevo procedimiento se une así a la causa inicial y a las otras cuatro piezas que el juez ya ha abierto después de admitir otras tantas querellas interpuestas por el FROB contra los exresponsables del banco valenciano y una quincena de empresarios que se beneficiaron de su gestión.

No obstante, al juez le queda pendiente pronunciarse sobre otras tres, una de las cuales denuncia a Olivas y Parra por irregularidades de una operación inmobiliaria conjunta entre el Banco de Valencia y Bancaja Hábitat.

 

Normas
Entra en El País para participar